¿Por qué los zurdos son minoría?

Foto: Niña Zurda / batanga.com
Foto: Niña Zurda / batanga.com

 

No existe una definición estándar para explicar este fenómeno, pero la realidad es visible: hay mucho más diestros que zurdos. No solo para escribir, sino también para la mayor parte de las funciones motrices, las personas desarrollan un lado hábil y otro inhábil.

En la historia de la humanidad, siempre se han registrado personas diestras y zurdas en diferentes cantidades. No existe una sola sociedad en la que todos desarrollen la misma mano hábil. Ello da indicios a los científicos de que pueden encontrar la explicación en los genes.

 

El uso de la mano izquierda como una patología mental

Históricamente se ha considerado el ser zurdo como algún tipo de desorden o incluso una enfermedad mental, sin embargo, no hay ningún tipo de evidencia científica que apoye semejante valoración.

El hecho de que algunas sociedades reprimía el uso de la mano izquierda y obligaba al desarrollo de la mano derecha como mano hábil ha generado que, en el largo plazo, las sociedades tengan diferentes porcentajes de diestros y zurdos. Las sociedades más rígidas muestran menos personas que emplean la izquierda mientras que en las más liberales el porcentaje es mayor.

 

¿Cuáles son las causas de la lateralidad?

Una de las hipótesis que se plantea en la actualidad es la posibilidad de que la lateralidad sea una consecuencia de traumatismos cerebrales durante el parto. Otras plantean que quizás la diferenciación ocurra durante el proceso de formación del cerebro fetal, al desarrollarse los dos hemisferios.

La idea más consensuada es que en el hombre la lateralidad no es simplemente una preferencia por un lado del cuerpo. En realidad las dos manos trabajan juntas en un proceso sutil de complementariedad. Cada hemisferio se especializa en un determinado conjunto de actividades, y en el caso de los zurdos la especialización podría estar invertida respecto a la de los diestros.

Otra teoría que propone que los niveles de testosterona en el feto pueden provocar que el niño sea zurdo. Esta sustancia afecta el crecimiento del hemisferio izquierdo y por lo tanto el derecho, que es quien controla el lado izquierdo, se desarrolla más.

Todas estas son simples suposiciones que pueden confirmadas o refutadas por siguientes investigaciones. Lo que sí es cierto que no existe evidencia científica que indique que los zurdos tienen ninguna discapacidad cognitiva respecto a los diestros.

 

Leer más en:  curiosidades.batanga.com