Saque la cédula si va a los abastos Bicentenario

(foto Rafael Delgado)
(foto Rafael Delgado)

Desde el pasado lunes 12 de enero, la red de Abas­tos Bicentenario en todo el territorio nacional implementó un nuevo sistema en el que sólo permite el acceso de personas a sus establecimientos por el terminal de cédula de identidad. Así lo publica eltiempo.com.ve / Pablo A. Mundaraín

Esta medida ha causado distintas reacciones entre los usuarios.

Algunos la aplauden porque reduce las colas, pero otras la rechazan, ya que restringe aún más la adquisición de alimentos.

Los clientes pueden comprar los días lunes si su documento laminado termina en 0 y 1; 2 y 3 lo harán los martes, 4 y 5 los miércoles, 6 y 7 los jueves, mien­tras que 8 y 9 los viernes.

Cada sábado podrán ir nue­vamente quienes tengan cédulas que terminen en 0,1,2,3 y 4. El resto puede regresar los domin­gos.

Del Gran Abasto Bicentenario, ubicado en la avenida Interco­munal del eje vial Barcelona- Puerto La Cruz, muchos com­pradores han salido “rebotados” durante los últimos días.

Una de ellos fue el ama de casa Yeniré Macuare, quien expresó su desacuerdo con la ini­ciativa del defensor del Pueblo, Tarek William Saab.

“A lo que hemos llegado. Esto no debería funcionar así, pero como Tarek ni ninguno de los funcionarios hacen colas para comprar comida, que el pueblo se friegue”, dijo con molestia la señora de 56 años de edad a las afueras del expendio.

Este nuevo método está en debate para ser implementado en algunos comercios privados.

Mecanismo

El albañil Pedro Natera fue una de las personas que desde las 3:00 am de ayer hizo cola en las afueras del centro comercial Judibana para comprar en el supermercado del Gobierno.

Denunció que sólo estaban funcionando dos cajas dentro del comercio. “Las colas se mueven lentamente, porque no habilitan a más cajeras. Si esto fuera privado, lo multaran”.

Para lograr llevar algo de comida a su casa, Natera y otros cientos de personas tuvieron que esperar y esperar.

“La primera la hice afuera del centro comercial, luego otra antes de entrar, donde un militar vio la cédula. Después que entré hice otra cola para que en una compu­tadora vieran si la cédula era falsa, y la última para pagar”. La señora Zuleyma Mudarra (en la gráfica principal) no pudo llevar ayer alimentos a su hogar, porque su documento laminado de identidad estaba vencido.

Hizo un llamado a las auto­ridades encargadas para que le den facilidades a los ancianos y discapacitados.

“Hace poco me hicieron una histerectomía, también me operaron de los intestinos, pero no me dejaron comprar porque mi cédula estaba vencida. Para votar así sí sirve”.

Comida

El viceministro de Alimentación, Carlos Osorio, aseguró que está garantizado el abastecimiento de comida

Por terminal de cédula

Lunes: 0 y 1
Martes: 2 y 3
Miércoles: 4 y 5
Jueves: 6 y 7
Viernes: 8 y 9
Sábados: del 0 al 4
Domingos: del 5 al 9