Suiza asombra al eliminar tipo de cambio fijo contra el euro

 

Foto: La fachada del Banco Nacional de Suiza en Berna / AP
Foto: La fachada del Banco Nacional de Suiza en Berna / AP

Cediendo a lo inevitable, Suiza decidió abandonar la costosa política de tratar de controlar la revaluación del franco suizo contra el euro, reseña AP.

La decisión del jueves de eliminar las medidas para evitar que el franco se negociara a menos de 1,20 francos ocurre en momentos de conjeturas de que el Banco Central Europeo (BCE) respaldará la semana próxima un programa sustancial de compra de deuda que colocará más euros en circulación, lo que reduciría su valor.

Esa expectativa ha hecho que el euro enfrente fuertes presiones en los mercados de divisas, particularmente contra el dólar. El euro ha caído a una cota mínima de nueve años contra el dólar y está por debajo de su tasa de lanzamiento en 1999.

Como resultado, el costo que debe pagar el banco central suizo para mantener el valor del franco, comprando euros o vendiendo francos, ha ido aumentando.

La escala del esfuerzo se hizo evidente en los movimientos del franco suizo en los mercados tras eliminar la protección del tipo de cambio. En un momento, el euro se desplomó 30% contra el franco antes de recuperarse ligeramente y negociarse a 13% menos en 1,04 francos.

“De repente en Suiza todo cuesta más”, dijo Michael Hewson, analista de mercado de CMC Markets.

Foto: Una pantalla muestra un gráfico con la evolución del índice SMI en la Bolsa de Suiza, en Zúrich (Suiza), 15 de enero de 2015 / EFE
Foto: Gráfico con la evolución del índice SMI en la Bolsa de Suiza, en Zúrich (Suiza), 15 de enero de 2015 / EFE

Muchos analistas creían que la decisión era inevitable a la luz del esperado anuncio la próxima semana por parte del BCE, de que inyectará nueva vida a la economía de la eurozona. Una semana antes del estímulo, que algunos en los mercados creen podría ascender a 1 billón de euros (1.17 billones de dólares), el Banco Nacional de Suiza (SNB) se prepara para el impacto de la medida en el mercado.

El tipo de cambio del franco contra el euro, establecido en septiembre de 2011, fue un intento por controlar el alza del franco —una divisa fuerte en la que se refugian los inversionistas— contra el euro en momentos que la crisis de la deuda en la eurozona estaba en su apogeo. La fortaleza del franco era entonces particularmente problemática para los exportadores suizos, que se veían obligados a reducir drásticamente los precios para poder competir.

No sorprende que la decisión del jueves provocara una dolorosa baja de 11% en el mercado bursátil suizo cuando los inversionistas tomaron una visión negativa de las compañías suizas que venden chocolate o vacaciones de esquiar y la posibilidad de que el país sufra un período sostenido de precios a la baja, que se denomina deflación.

En un esfuerzo por controlar la apreciación del franco y limitar cualquier daño a la economía suiza, el Banco Central redujo el jueves también una tasa de interés clave —lo que cobra a los bancos comerciales por los depósitos— de -0,25% a -0.75%, con la esperanza de que los bancos no coloquen su dinero en el banco nacional y lo inviertan en su lugar.