En 2014 se registraron 9.286 protestas, cifra inédita en Venezuela

 Protestas en Caracas el  15 de febrero, 2014 (AFP PHOTO/ JUAN BARRETO
Protestas en Caracas el 15 de febrero, 2014 (AFP PHOTO/ JUAN BARRETO

 

Un total de 9.286 protestas, equivalente a 26 diarias en todo el país, es el saldo de las movilizaciones registradas en Venezuela en todo 2014. Esta es una de las conclusiones que presenta  el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en su más reciente informe: Conflictividad Social en Venezuela en  2014.

La investigación  revela un aumento de la protesta pacífica en Venezuela, estableciendo un record histórico en nuestra historia contemporánea.

En el informe se analizan las demandas de la población, formas de protesta y respuestas del Estado, entre otros aspectos. Destacando que el 52% de las protestas documentadas durante 2014 fueron en rechazo al presidente Nicolás Maduro y su equipo de gobierno.

También analiza la ola de protestas que se desarrollaron en todo el país a partir de la primera semana de febrero.

Marco Antonio Ponce, coordinador general del OVCS afirma que “en 2014  los venezolanos salieron a las calles a exigir sus derechos de manera pacífica y obtuvieron como respuesta del Estado una política sistemática de represión y criminalización, que dejó un saldo de números heridos, muertos y presos políticos. Nos preocupa el aumento de la impunidad  y  violación de los derechos humanos en Venezuela”.

En el informe se describe el patrón de represión empleado por el gobierno de Venezuela durante 2014.

El OVCS reitera la necesidad de establecer políticas públicas integrales con enfoque de derechos humanos para garantizar el desarrollo pleno de la sociedad venezolana. También la importancia de responder de manera oportuna y efectiva a las demandas de la comunidad en las diferentes oficinas de gobierno.

Informe completo:

 

Conflictividad social en Venezuela en 2014

Registro histórico de 9.286 protestas en 2014

52% de las protestas en rechazo al gobierno

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) registró entre enero y diciembre de 2014 al menos 9.286 protestas, cifra inédita en las últimas décadas, equivalente a 26 protestas diarias en todo el país.

En 2014 se documentaron 111% más protestas que en 2013, cuando fueron 4.410, con un promedio diario de 12 protestas diarias en todo el territorio nacional.

Durante este período se mantuvieron las protestas y conflictos de índole social reportados en años anteriores. Adicionalmente, se registró una ola de protestas ciudadanas con contenido político y social, rechazando a la administración del presidente Nicolás Maduro y denunciando la implementación de prácticas represivas por parte de funcionarios venezolanos y civiles afectos al gobierno en el contexto de manifestaciones pacíficas.

2014-1

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Cifra inédita en la historia contemporánea venezolana

Los datos reportados en este período revelan un salto histórico en comparación con los índices de protesta de los últimos años. El registro anual más alto fue de 5.483 protestas en 2012.

2014-2

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Primer semestre de 2014 atípico. En seis meses, más protestas que en un año

Los datos del primer  semestre decretaron al 2014 como un año récord, 6.369  protestas, un promedio de 35 protestas diarias en todo el territorio nacional, si la comparamos con las 4.410 de 2014 o las 5.483 de 2013.

En la primera semana de febrero se inició una jornada de protestas pacíficas en Venezuela, realizadas principalmente por jóvenes, estudiantes universitarios y activistas de partidos políticos de oposición, a las que progresivamente se sumaron vecinos. Tuvieron lugar  en los principales centros urbanos del país. El incremento extraordinario de las protestas presentó un denominador común: la motivación política, ausente en las protestas de calle durante los últimos años. Por esta razón las protestas registradas en el primer semestre pueden ser considerarlas atípicas, pero previsibles en un país donde anualmente hay un alto número de manifestaciones, 15 mil en los últimos tres años,  de rechazo a políticas públicas deficientes y a recientemente decisiones tomadas por el poder Ejecutivo, principalmente en relación a la garantía de derechos económicos y sociales.

2014-3

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Como se puede apreciar en el gráfico, las protestas alcanzaron sus puntos más altos en febrero y marzo, y desde abril reflejaron un progresivo descenso a niveles que habíamos visto en años anteriores. En este primer semestre el número de protestas aumentó en proporción al incremento de la represión ejercida por el Estado venezolano.

2014 año de la protesta política

En 2014 se documentaron 4.833 protestas vinculadas a derechos políticos, un número claramente superior a las 302 reportadas en 2013.

Estas protestas tienen sus antecedentes en hechos históricos de años recientes, particularmente 2013, cuando el país estuvo inmerso en una constante conflictividad que se agudizó con la desaparición física del presidente Hugo Chávez, en marzo, que significó un punto de quiebre en la conducción de grandes conflictos sociales y en la hegemonía instaurada durante más de 14 años por quienes ocupan los principales cargos de poder en el país.

A la ausencia física del presidente Hugo Chávez se le sumó el triunfo de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales en abril, también la jornada de protestas ciudadanas en todo el país rechazando los resultados electorales presidenciales. Estas protestas fueron reprimidas y obstaculizadas por la fuerza pública del Estado y grupos de civiles armados pro gobierno. En esos tiempos observamos a los ciudadanos expresar en las calles su rechazo a la nueva administración de gobierno, así como el descontento con los resultados de las políticas públicas, sobre todo en materia social.

En 2014 se registró un ola de protestas, a partir de febrero, que comenzó con jóvenes universitarios exigiendo seguridad ciudadana y rechazo a los altos índices de criminalidad y violencia en las universidades. En las semanas siguientes las demandas fueron ampliándose a otros actores que protestaban y a otros derechos como alimentación, participación política, derecho a la vida, a la libertad e integridad personal y a libertad de expresión. Destacamos que los participantes de estas manifestaciones reflejaron una postura o planteamiento común y articulador en sus acciones: rechazo al presidente Nicolás Maduro, a su equipo de gobierno y a las prácticas represivas implementadas en el contexto de manifestaciones pacíficas. Fueron protestas con un alto contenido político y vinculado con derechos sociales.

52% de las protestas en rechazo al gobierno

Hacemos una diferenciación entre las protestas relacionadas con el rechazo al presidente y a la represión a manifestantes, unas 4.833, 52% del total, que fueron clasificadas como “protestas en rechazo al gobierno”, y otras que, aunque también estaban orientadas a la exigencia de derechos y descontento con medidas gubernamentales, en temas relacionados al mundo laboral, vivienda, servicios básicos, cárceles, seguridad ciudadana,  no plantearon un rechazo al presidente y su equipo de gobierno, 4.453, 48% del total.

2014-4

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Escalada del conflicto

El gobierno venezolano respondió a esta ola de protestas y movilizaciones pacíficas con un discurso de descalificación, prácticas sistemáticas de represión, militarización de algunas ciudades y criminalización de la protesta. Esta situación promovió una escalada del conflicto con resultados lamentables en todo el país.

La violencia y represión hacia manifestantes alcanzó cifras inéditas en la historia venezolana, solo comparable con los sucesos del Caracazo de 1989. Según datos oficiales, difundidos por el Ministerio Público en el mes de junio, desde febrero hasta junio se registraron 3.306 manifestantes detenidos, 973 heridos y 42 fallecidos.

Desde los poderes públicos se respaldó el uso desproporcionado y excesivo de la fuerza de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Además de la fuerza pública del Estado, los manifestantes fueron agredidos por grupos paramilitares, civiles armados pro-gobierno, que actuaron con permisividad y en coordinación con funcionarios del Estado.

Durante el primer trimestre de 2014 se registraron acciones violentas de grupos paramilitares en al menos 437 protestas, equivalente a 31% de las protestas registradas en ese período. En la mayoría de las protestas donde se presentaron estos grupos se reportaron heridos de bala.

La política represiva se justificó con el argumento de garantizar el orden interno del país. Según las autoridades venezolanas todas las protestas eran violentas y tenían un objetivo insurreccional y desestabilizador.

Sin embargo, el seguimiento diario realizado por Conflictove y el OVCS determinó que las protestas violentas representaron una minoría y en muchos casos fueron en rechazo o consecuencia de la represión infringida a manifestantes. En otros, la violencia formó parte del espiral de conflictividad que afectó a todo el país, sobre todo en los principales centros urbanos. En este período se registraron 510 protestas violentas, equivalente al 8% del total. Por tanto, el argumento de las autoridades venezolanas carece de  veracidad.

Al cierre del presente informe anual, constatamos que la política de criminalización de la protesta y la impunidad en los casos donde intervinieron grupos paramilitares o donde hubo víctimas como consecuencia de la actuación abusiva de las fuerzas represivas del estado, persisten.

Aunque los tribunales han puesto en libertad -algunos en libertad plena y otros con cautelares- a jóvenes y estudiantes que estaban presos o procesados por las protestas del primer semestre de 2014, hay que mencionar que aún persisten casos emblemáticos. Esto último, por cierto, ha sido en los últimos años una táctica usada y repetida por el gobierno: castigos ejemplarizantes para, probablemente, infundir miedo en la población que quiera salir a protestar.

Protestas por derechos y reivindicaciones sociales

Durante este período se mantuvieron las protestas y conflictos de índole social reportados en años anteriores. Presentaron una disminución cuantitativa en los primeros 4 meses, en el contexto de la ola de protestas vinculadas con derechos sociales y políticos, tal y como explicamos en nuestro informe del primer semestre. A partir del segundo semestre retomaron la tendencia, en crecimiento, registrada en los últimos  5 años, alcanzado el 48% de la totalidad de protestas documentadas en 2014.

2014-5

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

En 2014 las protestas se orientaron hacia:

1. Rechazo al gobierno  4.833 (52,04%)

2. Derechos laborales  1.415 (15,23%)

3. Solicitud de vivienda y servicios básicos 1.365 (14,69%)

4. Demandas por seguridad ciudadana, derechos de  personas privadas de libertad, derecho a la justicia 971 (10,45%)

5. Rechazo a la escasez de alimentos, medicinas y productos de higiene 481 (5,17%)

6. Exigencias educativas 221 (2,37%).

Conflictividad laboral

En 2014 los trabajadores se mantuvieron en el primer lugar de las protestas sociales en Venezuela. Aunque en un porcentaje menor que en los últimos tres años, reportando una disminución de 21% en comparación con 2013.

2014-6

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Las concentraciones, marchas, cierres de calle, huelgas de hambre, paralizaciones, asambleas permanentes y entrega de volantes fueron algunas de las expresiones de lucha realizadas por trabajadores de empresas públicas y privadas.

Observamos este año ciertos cambios en la conflictividad laboral, sobre todo en los últimos meses, respecto a años anteriores. La situación de crisis económica y algunas de las políticas oficiales, acentuadas en los últimos tiempos, ha sido causa directa de protestas y conflictos en el mundo laboral del sector privado, sobre todo en los últimos meses del año, bien sea por el cierre (definitivo o temporal a causa de falta de insumos o materia prima) de empresas o por reivindicaciones laborales. Aunque la cifra de protestas en ese sector es muy inferior al del sector público, es de prever, de continuar generándose las causas que los originan, una tendencia al crecimiento.

Durante este año fueron múltiples los conflictos de trabajadores y empleados del sector público. La falta de respuestas a peticiones, la política de no discutir contrataciones colectivas o el retardo en la firma de las mismas, la aparición de nuevas reivindicaciones laborales y la parálisis de algunas empresas del Estado han sido las principales causas que han movido la conflictividad en este sector.

Las protestas en las empresas básicas de Guayana, donde se asienta una masa laboral importante y con una tradición sindical, han punteado, al igual que en años anteriores, las estadísticas. Pero también se han hecho sentir este año, de manera importante, protestas en sectores asociados al petróleo, al gas y a la electricidad, y un leve aumento en las protestas de empleados y trabajadores de empleados de gobernaciones y alcaldías.

Los trabajadores de la educación y la salud mantuvieron sus protestas. Hacemos notar que en el caso de la salud, muchas veces las protestas se ejercieron por reivindicaciones laborales y por la escasez de insumos hospitalarios.

En las protestas del sector laboral también se ha hecho presente la criminalización, la represión y, en algunos casos, hechos de violencia por parte de personas que no forman parte de los cuerpos represivos, lo cual ha causado nuevas protestas.

Durante todo el año se estuvo discutiendo, y aprobando, el Contrato Colectivo Marco de la Administración Pública, pero el año cerró sin su firma, “a la espera de los anuncios de nuevas medidas económicas”.

Protestas por el derecho a la vivienda digna

En 2014 se registraron 1.365 protestas para exigir el derecho a una vivienda digna. Esta cifra refleja una un aumento de 37% en comparación con el año anterior, cuando fueron 996.

2014-7

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

1. En 2014 aumentaron las protestas por servicios básicos en todo el territorio nacional.

2. Los servicios más demandados por los vecinos: electricidad, agua potable, gas doméstico y recolección de basura.

3. La modalidad de protesta más empleada por las personas exigiendo mejoras en los servicios básicos: cierre de calle pacífico.

4. Déficit de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) en entrega de casas motivó protestas pacíficas en los principales centros urbanos del país.

5. La modalidad de protesta más empleada por las personas exigiendo adjudicación de viviendas: concentraciones y el cierre de calle pacífico.

6. Las protestas por adjudicación de viviendas se desarrollaron en las inmediaciones de oficinas pertenecientes al Ministerio de Vivienda y Hábitat (Minvih).

Protestas por el desabastecimiento y escasez

En el reporte anual de 2013 destacamos que “las protestas para exigir el derecho a la alimentación fueron constantes en todo el territorio nacional. El desabastecimiento y escasez de alimentos, medicinas y productos de higiene reflejan cómo los planes y políticas para la independencia y soberanía alimentaria propuestos por el gobierno nacional han sido insuficientes”.

En el segundo semestre de 2014 se incrementaron las protestas en las inmediaciones de supermercados, abastos y locales comerciales de venta de alimentos y productos de higiene personal.

2014-8

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

El tema de la escasez saltó a primera plana en el segundo semestre del año y fue causa, como puede apreciarse en el gráfico, de protestas por ese motivo. Las medidas que tomó el gobierno a mediados de año (ajuste de precios, importación de productos de primera necesidad, capta huellas, etc) no fueron suficientes solucionar el problema a corto plazo y los reclamos fueron en aumento.

Es de hacer notar que aunque las protestas por la escasez de alimentos y de medicinas fueron los más evidentes, por las colas que se originaban, también los efectos del desabastecimiento de materia prima, repuestos, etc, fueron causas de protestas en sectores como el de la industria automotriz, el transporte de carga y de pasajeros y hospitales.

Continúan las huelgas de hambre

En 2014 se documentaron expresiones radicales de protesta pacífica. Se reportaron 194 huelgas de hambre. 52 % más que el año anterior. La cifra más alta en los últimos cuatro años.

Representantes del sector universitario, jóvenes integrantes de partidos políticos y personas privadas de libertad fueron quienes más usaron este tipo de protesta. En el siguiente gráfico se puede observar el desarrollo de las huelgas de hambre en todos los meses de 2011, 2012, 2013 y 2014.

2014-9

Fuente: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS)

Represión en Venezuela

Caracterización del patrón de represión desarrollado por el gobierno de Venezuela en 2014.

1. Ataques conjuntos de Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía Nacional Bolivariana (PNB)  y grupos Paramilitares.

2. Uso sistemático de sustancias tóxicas y armas de fuego.

3. Práctica de tratos crueles, inhumanos o degradantes a manifestantes.

4. Practica de Torturas y abusos sexuales a manifestantes.

5. Detenciones arbitrarias.

6. Allanamientos sin orden judicial.

7. Criminalización de la protesta.

8. Ataques a manifestantes durante la transmisión de cadenas presidenciales de radio y televisión.

9. Fuertes operativos de la fuerza pública y paramilitar realizados después de las 6 de la tarde.

10. Agresión a periodistas durante la cobertura de manifestaciones.

11. Persecución a dirigentes de partidos de oposición.

12. Persecución a líderes sociales y estudiantiles.

Legalización de la represión y criminalización

En 2014 el gobierno de Venezuela continuó el desarrollo de un entramado jurídico dirigido a judicializar y criminalizar a la protesta social y pacífica. El 24.04.14 la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictó una sentencia en la que se obliga a todas las personas a solicitar un permiso para ejercer su derecho humano a la manifestación pacífica y obliga a los cuerpos de seguridad a dispersar cualquier manifestación que no tenga tal permiso. Esta medida afecta principalmente a los habitantes de sectores populares y trabajadores que son los que más protestan en Venezuela, de manera espontánea y exigiendo derechos sociales.

 

Esta investigación de tendencias emplea como insumo principal el seguimiento de situación a través de medios de información de alcance nacional y regional. También fuentes de organismos oficiales y organizaciones no gubernamentales (ong). Se destaca la observación directa no participante sobre algunos fenómenos estudiados. Para acceder al monitoreo diario de protestas se sugiere consultar  www.conflictove.org.ve  y en Twitter: @conflictove

Te invitamos a nuestro sitio de Internet  www.observatoriodeconflictos.org.ve