ONU pide a los miembros de Celac que ayuden a los más débiles de la región

Foto Archivo
Foto Archivo

El experto independiente de las Naciones Unidas Alfred de Zayas instó hoy a los mandatarios de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) a redoblar esfuerzos para apoyar a las economías más frágiles de la región. EFE

De Zayas, experto independiente para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, hizo estos comentarios en un comunicado distribuido la víspera de la tercera cumbre de la CELAC, que tendrá lugar en Costa Rica el 28 y el 29 de enero.

El experto pidió a los jefes de Estado y de Gobierno regionales que adopten “medidas urgentes para ayudar a las economías más débiles, a liberar los países de deudas externas y de presiones comerciales, económicas y financieras, que siempre tienen un impacto negativo en el goce de los derechos humanos”.

“La unidad dentro de la diversidad es necesaria para enfrentar los retos del mundo actual, en particular el cambio climático, las múltiples crisis financieras, el terrorismo, y el delito internacional”, dijo el primer experto independiente designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para la promoción de un orden internacional democrático y equitativo.

La tercera cumbre de la CELAC estará enfocada en la lucha contra la pobreza, la inclusión social, la transparencia y la rendición de cuentas. Los mandatarios regionales también analizarán la seguridad, la lucha contra el narcotráfico y el respeto de los derechos humanos de todos los pueblos de la región.

“Como mecanismo de concertación regional, la CELAC debe también ampliar las áreas de cooperación con acuerdos concretos en esferas clave para la población como la educación y la salud,” señaló.

De Zayas recalcó que la región de la CELAC se mantiene como “la zona de mayor estabilidad en el mundo”.

“El orden internacional necesita ampliar las zonas de paz y adoptar medidas concretas en el plano regional y universal, a fin de garantizar la paz en el mundo, de conformidad con el compromiso adoptado por todos los Estados miembros en la Carta de la ONU”.