Petrobras evita cifrar pérdida por corrupción

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

En el centro del mayor escándalo de corrupción de su historia, la estatal Petrobras evitó estimar las pérdidas en activos relacionadas con el caso, como esperaba el mercado, y anunció una caída interanual del 9% en sus ganancias del 3T de 2014.

La empresa más grande y principal inversionista de Brasil entregó en la madrugada los resultados preliminares de ese período aún sin auditar externamente y sin incluir el prejuicio económico por el escándalo de desvío de dinero, sobornos y sobreprecios de obras, que también involucra a las principales constructoras de Brasil.

“La compañía entiende que será necesario realizar ajustes en las demostraciones contables para corregir los valores de los activos inmovilizados que fueron impactados por valores relacionados a los actos ilícitos”, dijo Petrobras en un comunicado.

La empresa consideró “impracticable” calcular de “forma correcta, completa y definitiva” el impacto en sus activos por el caso que puso al descubierto en marzo del año pasado un cartel de constructoras que pagaban sobornos a cambio de contratos con la estatal.

Los directivos de Petrobras decidieron, en su defecto, suministrar un balance sujeto a revisión de su actividad en el 3T de 2014 para evitar incumplimientos legales con sus accionistas, tras aplazar en dos ocasiones la divulgación de resultados.

Según ese informe, Petrobras ganó en ese período 3.087 millones de reales (al cambio actual 1.201 millones de dólares), valor que es 38% inferior al del segundo trimestre del año pasado (4.959 millones de reales). Asimismo, representa una caída de 9% en comparación al 3T de 2013 (3.395 millones de reales).

La compañía relacionó su desempeño con el deterioro de la producción y explotación de crudo en ese período, la depreciación del real con respecto al dólar, y la suspensión de las obras para la construcción de dos refinerías.

Más que los resultados, el mercado estaba a la espera del cálculo del perjuicio económico, y apostaba por una pérdida en el valor de los activos de Petrobras entre 10.000 y 20.000 millones de dólares, después de que fueran revisados contratos y obras relacionadas con la red de corrupción.

Todavía es incierta la reacción que tendrá el mercado tras el pronunciamiento de la estatal. La bolsa de Sao Paulo empieza a operar hacia las 12H00 GMT.

– Llamado de Rousseff –

Treinta y nueve personas, entre empresarios de constructoras y exdirectivos de la petrolera, son investigadas por su presunta vinculación con el caso.

Según la policía federal, la red de corrupción movió unos 4.000 millones de dólares en la última década.

Uno de los delatores de la trama implicó a 28 políticos, varios de ellos cercanos a la presidenta Dilma Rousseff. La justicia analiza su testimonio para determinar su eventual vinculación al proceso.

El martes, antes de conocerse los resultados, Rousseff abogó por Petrobras y las constructoras implicadas en el escándalo.

“Tenemos que cerrar las puertas a la corrupción. No podemos, de manera alguna, cerrar las puertas para el crecimiento, el progreso y el empleo”, sostuvo la presidenta ante su equipo de ministros.

Sin criticar la acción de la justicia, Rousseff remarcó que la lucha contra la corrupción “no puede significar la destrucción de empresas privadas” y “esenciales” para la economía brasileña, -lastrada por el casi nulo crecimiento-, y pidió que el castigo recaiga en los directos responsables del caso y no en las instituciones. AFP