Niño transgénero no puede ir al colegio por tener el cabello largo

416743_212636_1

Lo único masculino que tiene Váleri es su nombre verdadero: Santiago. Su cuerpo de niño es tan suave y delgado como su voz, y la piel canela que lo cubre parece bronceada por la inocencia de sus 14 años de edad.

Con información de Semana
Hace tres años enfrentó la etapa más difícil a su corta edad: confesarle a su mamá que es homosexual. “Recuerdo esa tarde. Llegué a la casa, entré a la pieza, me senté junto a ella. Dije: ‘Mamá, le voy a decir algo: me gustan los hombres’. Ella guardó silencio un rato pero luego me respondió: ‘Está bien’”.

Era el año 2012 y Váleri cursaba grado sexto cuando decidió ‘salir del clóset’. Hasta ese instante se sentía atrapada en el cuerpo de un niño y creía que su único y verdadero reto era contarle a su mamá. Su padre murió “hace muchos años”, quedaron ella, dos hermanos mayores y una hermana menor.

Más información aquí