El trueque regresó modo 2.0

trueque

Desde hace dos años y con más fuerza desde 2014 las madres venezolanas han tenido que ingeniárselas para conseguir los productos para sus bebés. Artículos que van desde la leche hasta pañales y medicamentos para atacar un cuadro febril. El Impulso

Las largas colas en establecimientos comerciales han proliferado, así como el auge de personas inescrupulosas que se aprovechan de la situación y revenden los productos a precios muy elevados.

Por ejemplo, hoy en día el paquete de pañales que está regulado a 200 bolívares fuertes un revendedor puede cobrar hasta 1400 bolívares fuertes por el mismo producto, lo que significa un golpe muy duro al bolsillo del venezolano que no tiene tiempo para hacer las kilométricas colas por sus horarios de trabajo y quehaceres propios del hogar.

Una idea que parecía prehistórica, bochornosa y hasta chistosa como el trueque o cambio de mercancía opera en el país desde hace algún tiempo, como una especie de mercado de protección ante el descarado robo de los revendedores y la vista complaciente de las autoridades competentes que no terminan con este flagelo.