Expertos opinan sobre la transformación de Uma Thurman

uma-thurman--z

 

El estreno de la nueva miniserie de Uma Thurman, The Slap, en Nueva York junto al resto de sus compañeros con los que comparte pantalla, como Peter Sarsgaard, Zachary Quinto, Melissa George o Thandie Newton. Hasta aquí todo normal, un acto público como otro cualquiera. Nada tendría de anecdótico de no ser porque la presencia de Uma Thurman se convirtió rápidamente en el objetivo de todas las miradas, publica hola.com.

¿El motivo? La nueva imagen, muy distinta a la que ha lucido en anteriores ocasiones. Y es que si bien es cierto que en los últimos meses sus cambios físicos han sido de lo más comentados, anoche la actriz, de 44 años, volvió a acaparar todos los flashes. Inmediatamente han surgido opiniones para todos los gustos que van desde los que se preguntan si Uma se ha sometido a algún retoque (un debate que ya surgió hace unos meses con el caso de Renée Zellweger) o los que aseguran que tan sólo se trata de un maquillaje y peinado poco favorecedores.

uma-retoques--z

 

El Dr. Ivan Mañero, cirujano plástico y estético fundado de IM CLINIC, nos ha dado su opinión al respecto. “Observamos una cantopexia (rejuvenecimiento de los ojos), un afinamiento de la punta de la nariz, y un lifting profundo de párpados, cara y cuello. A consecuencia su rostro se ha afinado a la par que alargado”, explica el doctor, quien añade: “Uma, quien siempre se había mostrado reacia a la cirugía plástica, ha decidido apostar por un cambio radical en su fisionomía. A pesar de que bajo mi criterio habría intentado mantener naturalidad en su rostro y evitar ciertas cirugías más propias de pacientes con más edad (como el lifting completo), el resultado es óptimo”.

Por su parte, el Dr. Jesús Sierra es médico estético y director de la Clínica Deam, en Madrid, nos confiesa: “En general no me gusta. Se ve una cara inexpresiva, como una máscara de cera. El aspecto de la piel es triste, como sin vida“. En su opinión, “se ha hecho una blefaroplastia, pero le han hundido demasiado la cuenca del ojo. Se ha subido los pómulos y se ha retocado los labios. Y quizás la nariz”.

“Uno se puede retocar y hacer algunos cambios en su rostro a nivel estético, los pómulos, los párpados… para lucir un aspecto más fresco y más joven, algo que resulte natural, pero nunca un cambio tan radical. Es otra persona. De todas formas, hay mucha diferencia entre la medicina estética en Europa y en América. Aquí somos mucho más dulces, más suaves a la hora de tratar los rasgos. Se trata de rejuvenecer la piel para que tenga un aspecto más fresco. Allí, por el contrario, son mucho más agresivos”, añade el Dr. Sierra.

Precisamente en ese mismo punto coincide con el Dr. Antonio de la Fuente, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica del Hospital Ruber Internacional y Director del Departamento de Cirugía Plástica de Clínica de la Fuente: “Los modelos estéticos por parte de algunos cirujanos en Estados Unidos, difieren de la cultura Europea que tiende a intervenciones buscando más naturalidad sin producir modificaciones radicales”.

e la Fuente nos da su propia visión de los retoques a los que se ha sometido Thurman: “En mi opinión el cambio parece motivado por una blefaroplastia superior e inferior y no parece que haya modificaciones sustanciales a nivel del óvalo facial, 1/3 medio, tercio superior, ni cuello. En el párpado superior se aprecia la impresión de la cicatriz en el surco de apariencia muy reciente puesto que existe una tirantez marcada. En el párpado inferior, sobre todo en el derecho, parece haberse realizado blefaroplastia acompañada de una cantopexia para elevar el canto del ojo, demasiado radical por lo que cierra el ojo más de lo debido en su conjunto”.

El resultado parece muy cercano a la intervención, por lo que es difícil hacer una valoración definitiva“, asegura el doctor, quien concluye: “Normalmente los retoques suelen ser positivos y raros son los actores que viven ante las cámaras que no acuden a la cirugía estética. Estos casos que se destacan y producen una cierta polémica son probablemente porque se han sometido a un cambio más sustancial que en ningún caso tiene que ver, desde mi punto de vista, con ningún grado de superficialidad o frivolidad, ya que la imagen es muy importante para ellos, lo que hace que la gran mayoría de pacientes que se someten a este tipo de intervenciones, muy frecuentes por otra parte y que en su gran mayoría pasan desapercibidas salvo porque les notan una mejoría sin percibir la causa, lo hagan por una motivación nada superficial, sino por un deseo perfectamente comprensible de verse mejor y sentirse mejor”.

El especialista en cirugía plástica y reparadora el Dr. Antonio Tapias afirma que “no hay duda de que le han practicado un lifting de tercio medio y superior lateral de gran componente cutáneo que ha modificado la expresión previa de su rostro y le ha restado naturalidad. Además le han intervenido de blefaroplastia y cantopexia”. En su opinión existe una asimetría evidente, aunque puede ser debida a la inflamación ya que la intervención es muy reciente, por lo que “habría que esperar para valorar el resultado final”.

uma-thurman-2000--z