ONU: Al menos 300 inmigrantes desaparecen en el Mediterráneo

El ataúd de uno de los 29 inmigrantes que murieron de hipotermia durante el recorrido de Libia hacia Europa esta semana es colocado en una carroza para ser transportado a Sicilia, Italia, el miércoles 11 de febrero de 2015. También el miér
El ataúd de uno de los 29 inmigrantes que murieron de hipotermia durante el recorrido de Libia hacia Europa esta semana es colocado en una carroza para ser transportado a Sicilia, Italia, el miércoles 11 de febrero de 2015. También el miér

Unos 300 migrantes que trataban de cruzar el Mediterráneo helado en botes abiertos de goma están reportados como desaparecidos durante la peligrosa travesía hacia Europa, dijo el miércoles la agencia de refugiados de Naciones Unidas. Mientras, grupos criticaron la operación de rescate de la Unión Europea por considerarla insuficiente y responsable de la pérdida de vidas.

Las presuntas muertes se suman a las 29 de las que informó esta semana la guardia costera italiana, que dijo que las víctimas habían muerto de hipotermia durante el viaje desde Libia, donde tienen origen la mayoría de las operaciones de tráfico de personas.

La oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUC) informó que cuatro botes fueron abandonados sin agua ni alimentos y que las lanchas comenzaron a inundarse casi inmediatamente. Unas 107 personas han sido rescatadas por la guardia costera italiana y un buque mercante. La vocera de la agencia en Italia, Carlotta Sani, dijo que las víctimas fueron “engullidas por las olas” y la más joven tenía 12 años.

No se ha dado a conocer la nacionalidad de las víctimas pero la mayoría de quienes llegan en circunstancias similares procede países en conflicto como Irak, Siria, Malí y otros.

Naciones Unidas, Save the Children y otras organizaciones humanitarias criticaron duramente el nuevo sistema de patrullas de rescate respaldado por la UE, tachándolo de ineficaz para salvar vidas. La Unión se hizo cargo del patrullaje en el Mediterráneo luego de que Italia concluyera en noviembre la operación Mare Nostrum, puesta en marcha en 2013 tras la muerte por ahogamiento de 360 inmigrantes en la costa vecina a la isla de Lampedusa.

Pero la misión de la UE llamada Tritón sólo patrulla cerca de la costa europea mientras Italia hacía recorridos cerca de la costa libia.

“La operación Tritón no tiene el mandato principal de salvar vidas y por eso no es la respuesta que se necesita de manera urgente”, dijo en un comunicado Laurens Jolles, directora de la agencia de la ONU para el sur de Europa.