Consejos para lucir bien y saludable en Carnaval

GG joven en la playa

Estamos en febrero, el mes de los carnavales y el sol radiante. Para muchos venezolanos esto es sinónimo de playa y diversión. Si eres de los que se esmeran durante horas en el gimnasio para lucir espectacular en traje de baño, recuerda que no se trata únicamente de verse bien, además hay que estar saludables.

Es ampliamente conocido que los pilares de un estilo de vida saludable son: Ejercicio físico regular y una alimentación balanceada. Al respecto, la nutricionista Mariana Legonia, enfatizó la importancia de aprender a comer adecuadamente, incluso al pasar varios días fuera de casa. En tal sentido recomendó elegir preparaciones a la plancha, al grill o al vapor, y evitar platillos con frituras, cremas o muchas salsas.

Otro elemento vital es la hidratación, ya que es el mecanismo mediante el cual el organismo repone el líquido perdido en por la transpiración y la orina. “Es importante mantenernos hidratados durante períodos altos de calor, al menos ocho vasos al día es lo que se recomienda, sin embargo estas necesidades aumentan si incorporamos el ejercicio. Lo mejor para hidratarse es el agua, evitar los refrescos y consumir bebidas deportivas sólo si vas a hacer un ejercicio cardiovascular por más de una hora”, explicó.

Es importante consumir suficientes líquidos mientras se está expuesto a los rayos solares, especialmente si es por períodos prolongados. En estos casos lo mejor es no esperar a sentir sed para tomar agua, ya que en ese punto el cuerpo se encuentra deshidratado. Llevar siempre un termo con agua es una buena alternativa, así como consumir frutas, patilla, melón y mandarinas, que tienen un alto contenido de agua.

Activos y sanos

Legonia, quien tiene una amplia experiencia trabajando con atletas y deportistas, como miembro del equipo de nutricionistas de la cadena fitness Golds Gym, hizo hincapié en la importancia de realizar ejercicios con regularidad para mantenerse saludable, lograr un buen acondicionamiento muscular y mantener un equilibrio entre las calorías ingeridas y las eliminadas.

Asimismo, destacó que cuatro días de asueto no deben tomarse como un indulto para tener un retroceso en los resultados obtenidos luego de semanas o meses de entrenamiento. No hay que permitir que la flojera y el cansancio ganen la batalla. Siempre se puede disponer de unos minutos diarios para caminar, nadar, trotar e incluso bailar durante un viaje, y al volver a casa retomar la rutina de entrenamiento en el gimnasio.

Evita excederte con el licor

La especialista en nutrición comentó que la ingesta excesiva de bebidas alcohólicas favorece el aumento de peso, ya que tienen una cantidad considerable de “calorías vacías”, que no aportan nutrientes al organismo. Las combinaciones de licor con refrescos, jugos, chocolate, frutas y helados también aumenta el porcentaje calórico.