El control pediátrico es la mejor prevención ante el cáncer infantil

ARCHIVO
ARCHIVO

 

En el marco de la conmemoración este próximo 15 de febrero Día Internacional del Cáncer Infantil, queremos recordarle a los padres y representantes que la prevención está en el Control Pediátrico, llevar a los niños y niñas, mensualmente en sus primeros meses de vida y cada seis meses cuando están más grandes, permiten diagnosticar a tiempo cualquier enfermedad y en este caso el cáncer.

Este es un llamado de atención que hace la Dra. Angélica Páez, oncóloga pediátrica del Hospital Central de San Cristóbal, a todos los padres y representantes, y el cual extiende a sus colegas, médicos generales y pediatras, para que sospechen de la enfermedad, ya que un diagnóstico temprano permite referir a ese niño o niña a tiempo a la consulta especializada.

Recordó la galena, que las señales de alerta del cáncer infantil son: sangrados, fiebre, dolor en los huesos, aumento de volumen en los ganglios, abultamiento del abdomen u otras partes del cuerpo, convulsiones, palidez marcada, visión doble y borrosa, dolor de cabeza acompañado de vómitos, dificultad para caminar, fatiga y cansancio, así como la pérdida de peso, y ante los cuales se debe acudir al médico.

Al referirse a la fecha, la doctora detalló que la misma se celebra desde el 2001, cuando la Confederación Internacional de Padres de Niños con Cáncer bajo el auspicio de la  Sociedad Internacional de Oncología Pediátrica lo proclamaron con el propósito de recordar a la Sociedad Mundial que el cáncer pediátrico existe y que es un problema que requiere un equipo de atención multidisciplinario para lograr sobrevida y erradicar la enfermedad.

Detalló Páez, que en Venezuela se diagnostican anualmente 1800 nuevos casos de cáncer infantil, y que en el estado Táchira la estadística es de 30 a 40 casos nuevos al año, incluyendo neoplasias hematolinfoides y tumores sólidos.

Recordó la oncóloga pediatra, que antes del año 2001 en el Táchira los niños con cáncer estaban desprovistos de atención especializada, situación que cambio cuando llega al Hospital Central de San Cristóbal la figura del Oncólogo Infantil, permitiendo que la sobrevida de los niños mejorara, gracias a la atención especializada.

La oncóloga pediatra,  Angélica Páez, fue mucho lo que lucho por darle la mejor atención a estos niños, y gracias a ese esfuerzo los niños con cáncer del Táchira cuentan hoy en día con la Unidad de Oncología Infantil del Hospital Central.

Unidad que funciona en el piso 9 de este centro de salud y que fue remodelada y acondicionada durante la intervención del Gobierno Nacional en el año 2012, la cual cuenta con área de hospitalización, consultas y de tratamiento, en un espacio digno para la atención de los niños.

“La sobrevida de los niños en Táchira es cercana al 80%, pero es necesario destacar que las organizaciones dedicadas a recaudar fondos para los niños con cáncer, deben entender que los recursos económicos deben ser empleados de manera eficiente y eficaz”

Como es el caso de ANICAN, mano amiga de la unidad de oncología pediátrica, ya que dona desde insumos básicos hasta la cancelación de pruebas diagnósticas e imágenes especializadas para poder realizar un diagnóstico adecuado y seguimiento del paciente, refirió la Dra. Páez.

Detalló la especialista, que como médica oncóloga lo que más le preocupa en este momento, es que ante la situación actual del país, cada día va a ser más difícil atender a un paciente oncológico, pues a nivel nacional hay déficit de reactivos, medios de contraste y lo más grave déficit de medicamentos.

La galena agradeció el apoyo que da el Hospital Central y la Corporación de Salud, y por supuesto el apoyo de ANICAN, y de Empresas Garzón, quienes desde hace un año se han sumado a trabajar directamente con nosotros en pro de los niños con cáncer.

Y finalmente, aprovechó la oportunidad para invitar a la población tachirense a participar en la tradicional caminata en solidaridad con los niños con cáncer, que se hará el día 22 de Febrero a partir de las 8am, y la cual sale y llega el Museo del Táchira.