Emilio Nouel: El imperialismo, culpable de la impunidad en Venezuela

thumbnailemilionouelNov2014Ahora resulta que el imperialismo es también culpable de la impunidad en nuestro país. Cómo no subrayar el caradurismo de los jerarcas  chavistas cuando, frente a las medidas soberanas que, gusten o no, adoptó el gobierno norteamericano contra funcionarios venezolanos que considera violadores de los derechos humanos, lo acusan de “fomentar la impunidad” en nuestro país.

Canciller y Fiscal hablando de impunidad ¡A otro perro con ese hueso!

Cinismo mayor no puede encontrarse. ¿Cómo se les ocurre hablar de impunidad en un país en el que el 90% de los crímenes no son perseguidos ni sancionados por fiscales y  tribunales? ¿No es acaso la Fiscalía General de la República uno de los factores fundamentales de este desbarajuste de impunidad nacional?

Y esto sin hablar de la inacción en materia de persecución de la corrupción y las violaciones a los derechos humanos de los detenidos en las cárceles, torturados, entre otros lugares, en un recinto de horror que se está haciendo famoso en el mundo: La Tumba.

La señora Delcy Rodriguez, en declaraciones que dio conjuntamente con la Fiscal General, señala que hay varias causas que se siguen en el país que supuestamente no han conseguido respuesta de autoridades norteamericanas.

Y yo me pregunto cuántas miles de causas penales en nuestro país no han recibido respuestas de la Fiscalía o de los tribunales que el gobierno maneja a su antojo.

Según los estudiosos del tema, alrededor del 90% de los homicidios no tiene castigo. Hace un año, de 8.813 denuncias de violación de los derechos humanos que fueron consignadas en la Fiscalía General, el 97% fue archivado. De 8.813 denuncias de violación de derechos humanos que recibió la fiscalía venezolana, el 97% fue archivado. De los 30.000 casos de diversos delitos que recibió la Fiscalía, sólo el 7% finalizó en acusaciones, según cifras oficiales.

Según Provea, en el primer semestre de 2014, 110 presos resultaron heridos y 150 asesinados en las cárceles del país. Desde 1999 han muerto 6.313 personas y 16. 318 han resultado heridas allí.

Desde el mes de febrero de 2014 hasta la fecha, afirma el Foro Penal, han sido detenidas arbitrariamente 3.414, entre ellas, 287 menores de edad, 80% estudiantes. Siguen detenidas 62 de ellas en cárceles de horror. Se reportan 157 casos de tortura, tratos crueles, degradantes e inhumanos.

Por otro lado, uno se pregunta por qué el juicio sobre el asesinato a mansalva de Basil Da Costa en febrero del año pasado, aun no ha comenzado.

¿Y qué nos dicen de las investigaciones sobre el extraño asesinato del ex gobernador Jesús  Aguilarte o el del fiscal Anderson?

Ante este cuadro nacional de desidia, vienen ahora de manera desfachatada a hablarnos de impunidad unas funcionarias cuyas ejecutorias públicas no les acreditan autoridad moral alguna para reclamar a nadie dentro y fuera del país absolutamente nada.

Antes de reclamar a otros que actúen de una forma determinada, deberían empezar por cumplir en Venezuela con su deber.

Pero eso sería esperar un imposible de quienes tienen la maña de atribuir a terceros los males que padecemos y que ellos mismos han creado y/o ampliado. De quienes perversamente culpan de sus errores a las propias víctimas, y hasta llegan a destruir los bienes públicos a cargo de gobernantes de oposición, para que no puedan prestar sus servicios a la comunidad, como es el caso reciente de la Alcaldía de Sucre, en el que destruyeron camiones de basura, cuyos antecedentes han sido denunciados, por cierto, decenas de veces ante la Fiscalía y ésta ni se inmuta.

¿Nos hablan de impunidad ahora?

Impunidad es la que ha caracterizado a 16 años de desgobierno empobrecedor y de tolerado, cuando no, aupado envalentonamiento de la delincuencia en todas sus facetas.

 

EMILIO NOUEL V.

@ENouelV