Incertidumbre de estudiantes por precio y retraso de la remesa

dolares980

El Centro de Comercio Exterior (Cencoex) no ha emitido algún comunicado que explique cómo se fijará la tasa para optar a la moneda. Los expertos desconocen cómo se manejará este sistema en los casos de estudio en el exterior y les preocupa el precio que se les asigne, así lo publicó La Verdad

Por Andrea Terán / Maracaibo / [email protected]

Entró en vigencia el Convenio Cambiario; se establecieron los tres tipos de cambio y las operaciones para participar en el Sistema Marginal de Divisas (Simadi). Pero es poco lo que se dice sobre el retraso y la asignación de dólares para los jóvenes que cursan estudios en el exterior.

El miércoles en la noche, Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela, aseguró que el Ejecutivo garantiza la moneda para los estudiantes en diferentes niveles académicos, específicamente aquellos que cursan doctorados y maestrías, y agregó: “Que se dediquen a estudiar para que el país siga su desarrollo, ellos son de vital importancia. Todos los que están en el exterior deben terminar sus estudios”.

¿Pero cómo? El voraz anuncio enciende las alarmas y empeora la incertidumbre de unos 25 mil estudiantes que se encuentran en diferentes países del mundo con el fin de ampliar su formación académica. Para muchos la oportunidad de obtener un título universitario en otro país se venció; para otros, los sueños se desvanecen poco a poco ante la irregularidad en la entrega de divisas. Las medidas del Gobierno nacional han provocado que los jóvenes enfrenten situaciones precarias de vivienda, limiten su dieta a una sola comida al día y suspendan sus estudios.

Sin precio fijo

Pero la preocupación ahora no es solo si se les adjudicarán o no los dólares, sino la tasa que fije el Gobierno para comprarlos. Elías Matta, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, hizo referencia a las dudas que este nuevo sistema ha generado: “Merentes dijo que los estudiantes podrán contar con los dólares, pero no dijo a qué precio. Sería una locura que después de que estos se beneficiaron con una moneda a 6,30 se oferte ahora a 12 bolívares”.

A este último lo catalogó como un dólar ficticio que crecerá y que cada vez será más difícil de cancelar, sin mencionar la posibilidad de que los estudiantes tengan que subastar con el Simadi, en el cual no habrá una tasa oficial para el tipo de cambio, según lo anunciado. “A ese valor solo podrían estudiar los millonarios, y en Venezuela son pocos”.