Panorama incierto para el sector automotriz del estado Bolívar

A-P5-1-1_32

Dificultad de obtención de divisas para importar autopartes e insumos, vienen  generando que las ensambladoras de vehículos se mantengan con una producción menor a un 30% aproximadamente. Situación que trae como consecuencia la escasez de unidades cero kilómetro en Venezuela y el aumento descontrolado de los precios de automóviles usados. Hermilis Guerrero/ NPG

La carencia de divisas, trae consigo todos los problemas en los sectores del país, dado que un 90% de lo que se utiliza en Venezuela es importado. La falta de divisas desde hace casi dos años, ha ocasionado el incremento de deudas con las casas matrices por sumas cercanas a los 2.000 millones de dólares.

La Cámara Automotriz, dio a conocer en su más reciente informe que la producción de la industria en Venezuela, cayó un 72,4% en el año 2014 en comparación al 2013. Según el estudio, entre enero y diciembre del año pasado, se ensamblaron 19.759 vehículos, mientras que para el mismo tiempo de 2013, se produjeron  71.753 unidades.

General Motors y Ford, se encuentran entre las siete ensambladoras que hay en el país, que pudieron mantener un porcentaje mínimo de su capacidad instalada. El año 2014, fue considerado como el peor del sector automotriz venezolano.

El director de la Asociación de Concesionarios de la Hyundai en Venezuela, José Rosario Puleo, señaló que el sector automotriz se encuentra “por el suelo”, tomando en consideración que son pocos los concesionarios que han podido recibir unas cuantas unidades, mientras que de las demás marcas ensambladas en el país o importadas, “no se está trayendo nada”.

“No hay esperanzas porque no hay dólares”, aseguró Puleo, haciendo referencia a la expectativa que existe sobre el nuevo sistema cambiario Simadi.

Igualmente, el representante comentó que “hasta el momento, la política automotriz se encuentra a la expectativa ante la situación, dado que no hay dólares, y con el sistema marginal se está viendo cómo va a funcionar y en cuánto”.

Hasta el momento, los repuestos que viene suministrando la planta están calculados a dólar de 12,50 bolívares, sin embargo al incrementarse el valor del billete verde, los insumos van a aumentar de acuerdo al nuevo costo. Situación que puede variar, “a menos que exista un mecanismo especial para el sector automotriz, cosa que se dificulta por la carencia de dólares”, opinó.

A la espera

La gerente general de Súper Autos Puerto Ordaz, Zenaida Ortiz, manifestó que hasta el momento General Motors se encuentra de vacaciones colectivas desde el pasado mes de diciembre, y esperan reanudar operaciones después del asueto de Carnaval.  “Se espera que habrá algo de producción, pero todavía no hay precios ni cantidades. Después del mes de marzo tal vez el panorama sea más claro”, dijo.

De igual modo, informó que en diciembre llegaron 30 unidades, que fueron comercializadas ese mismo mes. “Dos y tres veces recibieron carros el año 2014”, expresó.

En relación al Simadi, Ortiz sostiene que “todo se va a ir por las nubes”, dado que ya no se va a contar con un dólar de 12,50 bolívares.

Pronóstico en negativo

El secretario general del sindicato de trabajadores de la empresa Chrysler de Venezuela, Christian Pereira, dio a conocer que para este año 2015 la realidad del sector automotriz puede empeorar.

“La industria automotriz viene de una caída del 76% de la producción con relación al 2013, pero respecto a su capacidad instalada, en cada una de las plantas, la caída se acerca al 85%”, manifestó.

Con respecto a la adquisición de divisas, Pereira señaló a Unión Radio que “en este año no se asignó nada, no tenemos esperanzas porque si no habían divisas con el precio del petróleo a 100 y 90 bolívares, mucho menos a 38 bolívares por barril, estamos muy temerosos”.