Transporte público: un vía crucis para los guayaneses

NPG
NPG

El déficit del transporte público sigue siendo un tema preocupante para la población de Ciudad Guayana, al ver como cada día hay menos unidades colectivas transitando por la urbe. Según guayaneses tienen que correr, recibir golpes y hasta dejar la suela del zapato en la carretera, para subir a un microbús durante las horas picos. Osmarys Guilarte/ NPG

Pese a que durante el 2014 Transbolívar y la Alcaldía de Caroní, asignaron nuevos microbuses para la ruta San Félix-Puerto Ordaz, no ha sido suficiente para abastecer la necesidad de los habitantes de la localidad.

Según Beatriz Rosales, residente de la ciudad, tiene que esperar aproximadamente entre media hora y cuarenta minutos para poder abordar un autobús, situación que se hace desesperante cada vez que el reloj marca las 8:00 de la mañana y le toca entrar al trabajo.

“Están que me botan de mi empleo, casi todos los días llego tarde, salgo a las 5:30 de mi casa para nada, igual me voy de la parada casi a las ocho y voy llegando a la tienda como a las 9:00 de la mañana, el transporte público aquí es caótico, no se hasta cuándo vamos a seguir viviendo esta situación que muchas veces nos obliga a dejar más de la mitad del sueldo en taxis”, agregó Rosales.

Asimismo puntualizó que la situación del país no se presta para llegar a las 5:00 de la mañana a cualquier estación del municipio Caroní, ya que la delincuencia que reina en cualquier punto de la ciudad, aprovecha la afluencia de personas para cometer sus fechorías sin ser avistado. “Cuando llego a la Pica Pica, tengo que mirar para todos lados, pendiente que no me vayan a quitar la cartera, pero es la única opción que tengo para poder llegar a mi punto de trabajo”, comentó Luisa Pérez.

Nueva unidades

En busca de soluciones al transporte público, el pasado domingo Transbolívar recibió 15 unidades de tránsito rápido, las cuales tienen una capacidad para trasladar a 130 personas cómodamente, en periplos desde ambos sentidos, San Félix-Puerto Ordaz.

Julio Almeida, presidente de la referida institución, dio a conocer que aún faltan 35 unidades para un total de 50, las cuales llegarán después de Carnaval. Asimismo señaló que los mencionados vehículos empezarán a funcionar a partir del mes de diciembre.

“Actualmente se están realizando todos los trabajos correspondientes para construir las paradas y el espacio adecuado por donde circulará este nuevo sistema vehicular, la ventaja es que las avenidas de Ciudad Guayana son amplias, así que no se hará difícil realizar los trabajos necesarios”, acotó Almeida.

Asimismo mencionó que el sistema de pasaje se realizará a través del pago inteligente, lo que significa que los usuarios tendrán que comprar una tarjeta, la cual podrán recargar en los diferentes puntos que sean asignados al empezar a funcionar esta nueva modalidad.

Por su parte, guayaneses opinaron que esta opción es viable para solventar un poco la problemática existente, pero no es la solución.

La solución

Guayaneses aseguran que la solución al transporte público, es asignar nuevos autobuses a las diferentes rutas de Caroní, supervisar que cumplan el trabajo correctamente y ayudar a los conductores a combatir la escasez de repuestos, siendo esta última la principal causa de que muchos vehículos se encuentren inhabilitados.

“Para completar no hay cauchos, mucho menos batería, ahora el sufrimiento que vivimos para llegar al trabajo o salir hacer nuestras diligencias es mayor. Necesitamos con urgencia que asignen nuevos carros a las líneas directas que es la más frecuentada, se necesitan al menos 100 autobuses para solventar la problemática”, dijo Luis Mota.

Por su parte, Jesús Salas, indicó que otra de las posibles soluciones al calvario que viven a diario, sería sancionar a todos los microbuses adscritos a las diferentes líneas de transporte, que prestan sus servicios privados a las empresas básicas durante las horas pico.

“Necesitamos que se instalen fiscales de tránsito en toda la ciudad y multen a todos esos choferes que no cubran la ruta que les corresponde, así se acabaría el desorden que hay y mejoraría un poco el déficit que tenemos. Transporte hay pero a ellos les conviene más prestarle servicios a cualquier institución privada que al público”, señaló Hernando Rojas.

Cabe destacar que el municipio Caroní cuenta con una flota de 913 autobuses, distribuidos en las diferentes clasificaciones, A, B y C, sin incluir los Tucaroní y Transbolívar que fueron asignados durante el año pasado.

Denuncias

Desiree Hernández, denunció que los conductores de los Tucaroní, están cobrando el pasaje con sobreprecio, “entregamos 10 bolívares y no nos dan el vuelto, exijo a las autoridades de la alcaldía inspeccionen a los choferes de todas las unidades para que cobren el costo establecido de 6 bolívares”, añadió.

Es de mencionar que durante la mañana del día miércoles se registró una protesta a las afuera de Transbolívar, donde usuarios exigían a la institución mejorar el transporte en la localidad, acciones que fueron calificadas por el presidente de dicho ente, como una estrategia de la municipalidad para promover hechos violetos.

“Aquí llegó el director de transporte púbico de la alcaldía, con un pequeño grupo de personas a exigir que mejore el servicio en la ciudad, cuando ellos son los responsables de realizar este trabajo. Todo fue un montaje, porque luego se fueron y nunca pidieron hablar conmigo para hacerme saber cuál era la exigencia”, agregó Almeida.

Las cifras:

15 unidades de transporte rápido llegaron a Ciudad Guayana

50 es el total de unidades que estarán operativas en diciembre

130 pasajeros podrán trasladarse en ella

100 nuevos microbuses necesita Ciudad Guayana

6 bolívares es el costo del pasaje en Transbolívar y Tucaroní

Ellos opinaron

Dayana Solis, usuaria: “Necesitamos con urgencia que le pongan corazón al tema del transporte, cada día es más deplorable, a veces me toca correr para poder subir a un autobús durante las horas pico, la solución al transporte es asignar nuevas unidades”.

Jesús Salas, usuario: “A veces paso hasta una hora para abordar un microbús. Creo que la solución al transporte es traer nuevos unidades e inspeccionar a los microbuses para que cumplan con la ruta”.

Rosa Urdiales, usuaria: “El transporte cada día es caótico, ya no hay muchos microbuses y los pocos que quedan no cumplen la ruta establecida, a las horas pico es una odisea montarse en uno de ellos”.

Desiree Hernández, usuaria: “Hace falta que el director de transporte de la municipalidad ponga mano dura y envíe a personas capacitadas a inspeccionar que los microbuses cumplan con la ruta establecida. Los TuCaroní están cobrando sobreprecio en los pasajes, si les das 10 bolívares y no te dan el vuelto”.

Ventura Aular, usuario: “Con las nuevas unidades que habilitó la alcaldía de Caroní y Transbolívar, el transporte ha mejorado, se tienen que hacer colas para abordarlos, pero son seguros”.