Estudiantes de Piar reclaman más unidades Transbolívar

ESd_trans

Producto de la problemática registrada en el municipio Piar con las unidades de transporte público, algunos padres hicieron el llamado al gobernador Francisco Rangel Gómez para que envíe nuevas unidades de Transbolívar a la entidad, que permitan garantizar este servicio a la flota estudiantil de los distintos liceos y colegios que hacen vida en esta población. María Martínez/ NPG

Debido a esta problemática, Dora Macuarisma fue una de las primeras en mencionar que la población estudiantil pasa más de tres horas esperando un “carro por puesto” que les permita llegar a sus centros de estudios y viceversa; ésto, producto del déficit de vehículos que están registrando las distintas cooperativas de las líneas urbanas y extraurbanas del municipio.

Con carácter de urgencia hace falta la dotación de transporte escolar dijo Macuarisma, “la Gobernación del estado Bolívar tiene que garantizar la seguridad de los niños, niñas y adolescentes, porque me parece que no estamos haciendo nada por nuestra juventud, sólo ofrecen promesas que no cumplen y cuando llegan al poder se olvidan de todos los proyectos que prometieron en su campaña electoral”, apuntó.

Otra de las angustiadas madres es Carmen Afanador, quien añadió que muchos de los alumnos llegan tarde a sus centros de estudios porque pasan “penurias” para poder obtener este servicio y en su mayoría deben caminar para estar temprano en las aulas de clases, porque de lo contrario son muchas las horas que pasan en las paradas de Coviaguard, Hipódromo Sur, San Lorenzo, entre otros sectores.

Deben pagar taxi

“Es lamentable que los niños no cuenten con un transporte para ir a la escuela. Con esta escasez de repuestos los estudiantes son los más perjudicados y a la larga nosotros tenemos que pagarles taxi a nuestros hijos, un dinero que no tenemos presupuestado en nuestro gasto diario. Pedimos que solucionen este problema lo antes posible con la asignación de nuevas unidades de Transbolívar”, recalcó.

La madre reconoció que los conductores de las rutas urbanas y extraurbanas no tienen culpa, ya no se consiguen los repuestos que necesitan para poner a funcionar las unidades. “No se encuentran baterías, sistemas de frenos, lubricantes ni filtros, estos últimos son los que más buscan los chóferes, porque con ellos hacen mensualmente el mantenimiento de los vehículos; pedimos una pronta solución al gobernador para nuestros hijos”.

A estas súplicas también se unieron algunos habitantes de las comunidades Sabaneta, Coviaguard, Hipódromo Sur, Libertador, Santo Domingo II, Sierra III, quienes hicieron hincapié que el problema de transporte cada día es más grave para las personas que no poseen vehículos propios, porque deben dirigirse a sus sitios de trabajo y tienen que madrugar para poder llegar a la hora.

Jefferson González comentó que él diariamente sale a las 5:00 de la mañana para poder llegar a tiempo a su puesto de trabajo, porque el déficit de unidades de transporte se hace notorio en “horas pico”. Acotó que “después de las 7:00 de la mañana es difícil agarrar un carro por puesto, el salario no alcanza para cubrir el gasto de nuestra casa y ahora se suma el pago de taxi. La mayoría de las personas cancelan este servicio para cumplir con sus obligaciones lo que es injusto, esto debe mejorar porque la inflación nos está golpeando a todos”.