Faltan al trabajo hasta dos veces a la semana para comprar comida

colas_maturin

El ausentismo laboral sigue marcado en las empresas de Maturín, debido a que muchas personas deben incumplir sus horas de trabajo por ir a hacer colas, para adquirir cualquier producto de la cesta básica.

Hay personas que faltan a su trabajo hasta dos veces a la semana o no cumplen el horario de 6 horas, por andar metido en una cola.

“Cuando tengo la oportunidad me pierdo a media mañana del trabajo para ir a comprar lo que necesite”, comentó Esteban Monagas, quien trabaja como vendedor de ropa en una tienda del casco central.

Mailim Medina, dijo que la semana pasada faltó dos días por ir a comprar pañal para su bebé de un año.

“A mi no me gusta faltar a mi trabajo, pero hoy en día es obligatorio hacerlo para adquirir algunos productos que no pueden sustituirse”.

Larry Carrera, quien trabaja como asistente en una empresa de comunicaciones comentó que llegó a un acuerdo con su jefe para poder salir del trabajo para hacer colas.

“Acordamos que yo podía salir a comprar los productos pero debo ayudarlo al mediodía o en horas extras para tapar las faltas, a veces he tenido que trabajar los fines de semana”.

Estas personas comentaron que han debido hacer colas hasta por tres horas para comprar cualquier producto de primera necesidad.

“Una vez tuve más de tres horas de cola para comprar papel higiénico”.

Denunciaron que los más beneficiados con las largas colas son los revendedores.

“Hay gente que ha hecho su negocio con estas colas y nadie los controla”.