Investigan por primera vez al Banco de Inglaterra

(Foto Reuters)
(Foto Reuters)

 

El gendarme financiero británico anunció este miércoles que investiga por primera vez al Banco de Inglaterra, por unas operaciones durante la crisis financiera, en otro caso que daña la reputación del sector financiero de ese país.

La Oficina de Fraudes Graves (Serious Fraud Office, SFO) señaló que lleva a cabo “investigaciones” sobre las subastas de liquidez hechas por el banco central (BoE) en 2007 y 2008.

Este tipo de operación, en la que el BoE presta fondos a los bancos que más ofrecen, es habitual, pero cobraron grandes dimensiones e importancia durante la crisis, cuando unos bancos no se fiaban de otros y recurrían a la liquidez de la institución supervisora.

La SFO es una agencia gubernamental independiente que dispone de importantes poderes contra la delincuencia financiera y que nunca antes, desde su creación en 1987, había investigado al venerable Banco de Inglaterra.

El BoE reaccionó en un comunicado recordando que ya había abierto una investigación independiente pero en el que no da detalles de qué exactamente se le reprocha, ni si el caso implica a sus operadores o a operadores externos que trabajan para la institución presidida por el canadiense -ahora nacionalizado británico- Mark Carney.

“Dado que la investigación de la SFO está en curso, no es apropiado que el banco haga otros comentarios en este punto”, dice el comunicado del Banco de Inglaterra.

La noticia se suma al escándalo de la manipulación del mercado de divisas, por el que seis grandes bancos internacionales recibieron multas multimillonarias, entre ellos los británicos HSBC y RBS.

Además, Barclays negocia su multa con las autoridades, pero se cree que superará de largo los 1.500 millones de dólares.

HSBC precisamente se ha visto afectada por otro escándalo, Swissleaks, por el uso de su filial suiza para ayudar presuntamente a evadir impuestos a millonarios de todo el mundo.

AFP