Obama declara al gobierno de Venezuela como una amenaza para Estados Unidos

(foto Reuters)
(foto Reuters)

El presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó hoy que se implementen las sanciones aprobadas recientemente contra funcionarios venezolanos y declaró una situación de “emergencia nacional” por el “riesgo extraordinario” que supone la situación en ese país para la seguridad de EE.UU.

Obama emitió una nueva orden presidencial para “implementar y ampliar” las sanciones a funcionarios venezolanos que violen los derechos humanos de sus ciudadanos.

En una declaración divulgada por el secretario de Prensa, se advierte que quienes “violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no serán bienvenidos” a Estados Unidos.

Lea aquí la declaración completa.

“Ahora tenemos las herramientas para bloquear sus bienes y su uso de los sistemas financieros de EE. UU. “, advierte la declaración.

La medida, se explica, fue tomada por la preocupación de que el gobierno de Nicolás Maduro este incrementando la intimidación de sus oponentes políticos.

“Los problemas de Venezuela no se pueden resolver al criminalizar la disidencia”, dice el comunicado, que hace un llamado a liberar “a todos los prisioneros políticos, que incluyen a docenas de estudiantes, al líder de la oposición, Leopoldo López y los alcaldes Daniel Ceballos y Antonio Ledezma”.

“La única manera de resolver los problemas de Venezuela es a través del diálogo verdadero, y no deteniendo a los oponentes e intentando silenciar las críticas”, subraya el comunicado.

La declaración termina recordando que Estados Unidos sigue comprometido con mantener “vínculos fuertes y duraderos” con la gente de Venezuela y abierto para mejorar la relación con el gobierno venezolano.

Con información de EFE y VOA