Las incógnitas sobre el accidente de helicóptero en Argentina

A1-41993252--644x362

No han pasado apenas 24 horas del accidente entre dos helicópteros en Argentina en el que fallecieron diez personas, ocho franceses y dos argentinos, cuando la Fiscalía gala ha anunciado que va a abrir una investigación por homicidio y esclarecer las causas, procedimiento habitual, por otra parte, que se sigue siempre en el país vecino cuando muere uno de sus ciudadanos en el extranjero, publica ABC de España.

En medio de la consternación en la que sigue sumido medio mundo, aún son muchas las incógnitas alrededor del siniestro cuyas causas no están muy claras. Hay quienes muestran su perplejidad por el suceso, especialmente por la experiencia en este tipo de vuelos de los dos pilotos argentinos, y las buenas condiciones meteorológicas y de visibilidad que había en la zona en el momento del choque entre las dos aeronaves.

La localización

Aunque es una zona de montañas y cerros, la conocida como la Quebrada del Yeso, cerca de Villa Castelli, -una localidad situada a unos 300 kilómetros de la capital riojana, Ciudad de la Rioja, y a cerca de 1.200 kilómetros de Buenos Aires- es un área de atracción turística que ya se había utilizado como localización para filmar otras versiones del reality-show «Dropped» (la versión francesa de «Aventuras en pelotas»), al igual que otros países elegidos, en los que llevan a estrellas y personas anónimas a un lugar deshabitado con apenas reserva de agua y, desnudos, dejarles que «luchen» por su supervivencia.

Cómo se ha producido

Lo único que se sabe sobre la causa del accidente mortal es que, a pesar de que las condiciones atmosféricas eran óptimas, los dos helicópteros chocaron en el aire y explotaron.

Cristina Chávez, la mujer de uno de los pilotos, Juan Carlos Castillo, aseguraba al canal de noticias TN que su esposo, retirado de la Fuerza Aérea y piloto oficial de la Gobernación de la Rioja, tenía mucha experiencia, como reiteró el gobernador de la provincia: fue veterano de Malvinas, participó en el rally raid Dakar y en tareas de rescate en inundaciones e incendios por lo que «éste era un vuelo sencillo, que sólo requiere los cuidados necesarios porque es zona de montañas y cerros». La viuda, con conocimientos de aeronáutica, explicaba que «el B3 es helicóptero muy noble», por lo que no encontraba motivo aparente para la colisión.

Lo que sí señaló Cristina Chávez, tras haber visto las imágenes del impacto entre los dos helicópteros, es que volaban a muy baja altura, a unos 100 metros, y «en esas condiciones es difícil hacer una auto rotación, una maniobra de emergencia, para poder plantar el avión en tierra» y aunque en las imágenes no se aprecia creen que un remolino pudo haber afectado a una de las naves.

¿Por qué dos helicópteros?

Uno de la gobernación provincial de La Rioja y otro de la provincia de Santiago del Estero (perteneciente a la Aviación Civil, pero alquilado por la delegación riojana para la grabación eran los dos helicópteros accidentados, uno de los cuales era un Eurocopter, con capacidad para seis personas.

El hecho de que hubiera dos se debía a las necesidades de la grabación del «reality» francés de la cadena TF1.