Hija de Rodolfo González: Pruebas falsas segaron la vida de mi padre

RodolfoGonzalezelaviador

Ivette González, una de las hijas del piloto retirado Rodolfo Pedro González Martínez de 64 años, quien fue hallado sin vida en su celda del Sebin en El Helicoide, aseveró que “un testimonio anónimo y pruebas falsas acabaron con la vida de mi padre. De lo contrario estaría tranquilo en su casa, al lado de su familia”, así lo publicó Noticiero Digital

Así lo reseñó este sábado El Carabobeño en su edición impresa.

Según la nota, todo parece indican que la muerte de González fue causada por “las presiones a que estaba sometido” a punto de cumplir un año en prisión, le hicieron tomar la determinación de quitarse la vida antes de ser recluido en una cárcel de alta peligrosidad.

Al decir de sus allegados, más allá de proporcionarles agua y un apoyo logístico a los manifestantes, González no estuvo involucrado en actos violentos, pero fue acusado de liderar las manifestaciones a partir de los sucesos del 12 de febrero de 2014.

Relatan que en la madrugada circularon por las redes sociales los comentarios referentes a lo acontecido a González, su esposa y sus hijas amanecieron a las puertas del Sebin. No les dieron información ni les permitieron el acceso, pero a las 6:00 a.m. una llamada de la Fiscalía les confirmó la noticia y se dirigieron a la morgue de Bello Monte.

Se lee que extraoficialmente se supo que la muerte de González habría ocurrido entre 11:30 y 11:45 de la noche. En una ambulancia lo sacaron del Sebin y lo llevaron a la morgue. A esa unidad acudieron funcionarios de la Fiscalía y de la Defensoría del Pueblo, recogieron información del caso y hablaron con los familiares.

Detallan que la autopsia le sería practicada en presencia de un fiscal, a la mayor brevedad posible para que fuera retirado por sus familiares y hoy sería velado en el Cementerio del Este.
González tenía 20 años jubilado de la aviación civil, en abril cumpliría 44 años casado con Josefa Álvarez de González, dejó tres hijas y cinco nietos.

Finalmente, recuerdan que el 26 de abril del año pasado fue detenido al ser allanada su residencia en Macaracuay, por una denuncia de un patriota cooperante. La Fiscal 20 nacional Katherine Nayarith Harrington Padrón, lo acusó por asociación para delinquir, tenencia de explosivos y tráfico de armas. El usual retardo procesal no permitió que lo llevaran a juicio para que demostrara su inocencia, dijo su abogado Dionel Mendoza.