Retrocesos en derechos. Más pobreza. Esto es !involución! por @damianprat

thumbnaildamianprat

¿Acaso la soberanía nacional se reduce a pegar cuatro gritos contra Estados Unidos?.  Para nada.  Eso es un simplismo bobo para manipular a personas.  Menos que menos cuando todo es un bluff y una farsa pues el gobierno de la dizque revolución depende como nunca de vender petróleo al “imperio” y peor aún, de comprarles gasolina y otros combustibles, de comprarles aluminio, maquinarias, repuestos e incluso papel tualé, pañales, detergente e incluso esta farsa de gobierno se ha hecho “adicto-dependiente” de los auxilios financieros de las transnacionales para medio sostener a Pdvsa.

Más soberanos e independientes seríamos si nuestra producción industrial, agrícola y agro industrial hubiese avanzado hasta reducir la dependencia de las importaciones a menos rubros y en cantidades menores. Que la alimentación del pueblo no dependiera de comprar en otros países o en todo caso, cada vez menos.  Mas independientes seríamos si nuestra deuda externa  fuese mínima y fácilmente manejable.  Si nuestra producción de acero, aluminio y sobre todo de sus productos derivados con valor agregado hubiese crecido al punto de hacer innecesaria o casi-cero las importaciones de los segundos.

Nunca, en los últimos 60 o 70 años fuimos menos soberanos y tan dependientes como hoy, en “tiempos de revolución”.   En todo somos mas dependientes, incluso de EEUU pero también, como nunca antes, de nuestros vecinos que han encontrado en “la revolución venezolana”, el maná para sus mejores negocios.   Retrocedimos en casi todo.   Éramos exportadores de gasolina y ahora le compramos 150 mil barriles diarios de combustibles a las refinerías de EEUU para poder completar el consumo nacional y acabamos de firmar un convenio “salvavidas”  con Trinidad para tener gasolina, cemento y papel tualé.  ¡Que pena!.  ¡Que bochorno!.

Éramos autosuficientes e incluso exportadores de acero y casi todos sus productos “de valor agregado”, así como de aluminio y cemento. Éramos, incluso, exportadores de productos de acero y de aluminio.  La “obra” revolucionaria es que ya no exportamos casi nada y en cambio importamos acero, aluminio y cemento. Ya lo saben los lectores: en el complejo industrial de Guayana, donde se producía tanto acero, hierro, aluminio y derivados, los “destructores  de Guayana” han destrozado tanto a las industrias que se produce un promedio de 20% a 25% de lo que antes era usual. Teníamos 300 años de autosuficiencia y exportación de café.  Hoy tenemos que importar casi la mitad del café que se consume.  Dependemos de las importaciones de azúcar, leche, maíz, carne, pollo, papel, jabones y pare usted de contar.   Nunca tuvimos menos patria que hoy.

Con una brutal inflación de mas de 100% en los últimos doce meses; con una aún mas brutal devaluación de 7 mil % en dos años (de Bs 2.60 por dólar a Bs. 190 por dólar), con una abrumadora e irresponsable deuda externa que entre Pdvsa y el gobierno suma mas de 250 mil millones de dólares (casi diez veces mas que en 1999), con la ya descrita destrucción de casi todo “lo productivo venezolano” para depender de lo importado.  Y debido, también a la irresponsabilidad suprema de no haber tenido un fondo de reserva para soportar una baja de precios petroleros porque “se espalillaron” muchas decenas de miles de millones de dólares en la mega corrupción roja.

Pobreza. Con todos esos elementos juntos, la pobreza regresó a mas del 40% de la población, superando, incluso, los niveles de 1999 cuando se había completado una década de bajísimos ingresos petroleros.   Una familia requiere hoy no menos de 3 salarios mínimos para la canasta básica alimentaria y mas de 7 salarios mínimos para cubrir la cesta básica que incluye salud, servicios, transporte y un mínimo de recreación.   En diez años de abundancia récord de ingresos por petróleo la política “social” de la revolución fue un reparto clientelar que mantuviera la dependencia de la gente con el gobierno y nunca reducir la pobreza estructuralmente, mediante el empleo, estable, de calidad, productivo, con derechos y mas educación.  Por eso, cuando el salario se vuelve sal y agua y las “misiones” son bastante menos de la mitad de antes, la pobreza ha subido brutalmente.

El remate de todo este desastre es la acción permanente, inalterable,   contra los derechos laborales.  Es política de Estado reducir y minimizar conquistas fundamentales como los contratos colectivos, criminalizar a la protesta social, someter a los sindicatos y ahogar, todo lo posible, la libertad sindical.   El norte no es el ascenso social sino la “igualación por debajo”, en la pobreza, para controlar mediante la dependencia a los trabajadores.  Obviamente, ese propósito encuentra mucha resistencia y en el forcejeo a veces tienen que ceder pero retrasan por años los contratos, no los homologan, impiden elecciones sindicales, criminalizan las protestas y las luchas.

¿Todo esto es revolución?.  Solo en el bla bla para el disfraz.  Tanto retroceso es involución.  En lo que se había avanzado, se retrocede y mucho. En lo que debía haberse mejorado, hay estancamiento. Todas las industrias estatales y las estatizadas están en ruinas. La industria privada que sobrevive lo hace en medio de un hostigamiento para ahogarla.  Por eso la enorme escasez y su consecuencia:  las colas.    Y la “tapa del frasco”:  la gigantesca corrupción de los jerarcas rojos estalla con pestilencia con el caso del blanqueo de miles de millones de dólares en las “lavadoras”  ilegales con alguna banca corrupta.  Con disfraz “anti imperialista” nos han hecho adicto dependientes del imperio.  Con disfraz de “revolución” este gobierno reaccionario es involución.  Con disfraz de socialismo los boliburgueses y jerarcas son protagonistas de la mas colosal corrupción de nuestra historia.  Cuando chillan y claman por “defender la revolución”, en realidad quieren usar al pueblo para que defienda los guisos de los altos funcionarios, sus privilegios y su poder totalitario.

TIP:  Leido en twitter.   1.-  @ciudadaniactiva  “Carta de Maduro en el New York Times costó $178 mil. Tres veces más del presupuesto para la atención de personas con discapacidad”.   2.-   @eapallotta  “Misión Vivienda y crecimiento vegetativo de población deben acompañarse c/construcción de nuevos embalses No se construye uno desde 1997”.   3.-  @Bandera_Roja  “Oficialismo, en medio de un “furibundo antimperialismo”, regala a Chevron y Exxon Mobil la plataforma marítima petrolera más rica del mundo”.   4.-    @ComandoSB  “70% de escasez en medicinas y 44% de quirófanos parados esperan al ministro Ventura. ¿Le importará la salud de los venezolanos? #ModeloFracasado”.   5.-   @mistermagoo7771  “… el avión…el avión…nos invaden…nos invaden…¿Y hay venezolanos que se creen esta PENDEJADA!!??”.   6.-   @arojasjimenez  “Después de 57 años se reestablece el vuelo Nueva York – La Habana”.