Fallas en el abastecimiento de ferreterías en Valera son cada vez más notables

(foto archivo)
(foto archivo)

Las fallas en el abastecimiento de ferreterías son cada vez más notables. Productos tan básicos y de uso tan común como alambre, cable y bombillos son difíciles de encontrar en los establecimientos comerciales de la ciudad

Yulliam Moncada/ Diario Los Andes

 

El desabastecimiento y la inflación afectan a las ferreterías de la ciudad. Actualmente reportan escasez de varios insumos como alambre, tubos, cables eléctricos, bombillos incandescentes, apagadores, griferías, asfaltos para impermeabilizar y calentadores eléctricos. Los comerciantes aseguran no recibir algunos desde hace más de 6 meses, al tiempo que la mercancía existente registra un incremento de al menos el 50 % en lo que va de año.

“Las fallas son muchas. Pero actualmente, en el caso nuestro, el producto más difícil de encontrar ha sido el cable eléctrico para uso residencial. Desde hace un mes no nos llega. La gente viene y pregunta pero no tenemos, no lo hemos vuelto a recibir. Y cuando nos llega el precio es el doble de la última vez. Por ejemplo, el cable de 12 costaba 25 bolívares el metro y llegó a 70 bolívares; y el de 10, que estaba en 40 bolívares, ahora cuesta 111 el metro”, explicó un vendedor de insumos eléctricos, quien prefirió no revelar su identidad.

En el caso de los bombillos, comentó que los incandescentes no se consiguen, es decir, los más económicos, los de luz amarilla; mientras los ahorradores, o de luz blanca, han aumentado considerablemente sus precios. Otro de los rubros que ha sufrido severas modificaciones en sus precios son las herramientas, su incremento se calcula en 15 y 40 % mensual.

Otra comerciante ferretera, al ser consultada al respecto, expresó: “Imagínese cómo estamos que las ferreterías no tienen alambre, de ninguno. Yo no recibo desde mediados del año pasado. Al parecer que lo iba a empezar a vender Agropatria pero aún no llegan a un acuerdo. Y de cemento mejor no hablemos. Tengo dos años sin recibir ni una paca. Tubos tampoco hay, los de aguas negras no me llegan desde diciembre. Dicen que van a subir el precio y por eso no los venden”.

A juicio de la informante, la situación es realmente preocupante, y se evidencia en los catálogos de productos que ofrecen los proveedores. “Antes traían unos libros grandes y hermosos con gran cantidad de mercancía para escoger. Ahora lo que traen son 3 o 4 hojitas y le señalan a uno qué es lo que hay. Los precios son cada vez más altos y ya no dan crédito, todo hay que pagarlo al contado”, señaló.

Con respecto a la falta de bombillos, explicó que están difíciles de encontrar, en particular los incandescentes. Y los ahorradores están cada vez más caros. Citó como ejemplo lo que le ocurrió con una buena marca de estos. “Hacía mucho tiempo que no podía comprar porque la fábrica estaba cerrada, y apenas abrieron aproveché de hacer un pedido. Los había comprado la última vez a Bs. 250 y llegaron a Bs. 605. Entonces pensé que esperaría para la próxima vez hacer otra compra de otro tipo, pero resulta que la compañía volvió a cerrar y me quedé sin ellos. Eso está sucediendo con frecuencia. Las empresas cierran por varios meses por falta de insumos y materia prima”.

Otro vendedor indicó que las fallas son cada vez más frecuentes en el sector ferretero, a la par del incremento en los precios. “Bombillos incandescentes no hay, y los ahorradores cuestan más de 400 bolívares cada uno. Alambre tenemos ahorita porque nos llegó un poco, pero no recibíamos desde hace un mes. El cable eléctrico para empotrar no llega desde hace dos meses; los calentadores eléctricos de termo no los recibimos desde hace 6 meses; grifería no recibimos desde hace 3 meses; apagadores no llegan desde hace 4 meses y los asfaltos para impermeabilizar solo se consiguen algunas marcas, otras desaparecieron desde hace 3 meses.