Defensa de canciller argentino recusa a fiscal en caso denunciado por Nisman

nisman

La defensa del canciller argentino, Héctor Timerman, recusó hoy al fiscal Germán Moldes, quien interviene en el caso por la denuncia impulsada por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, y el ministro de Exteriores por presunto encubrimiento a terroristas.

Los letrados que representan a Timerman solicitaron a la Cámara Federal que aparte a Moldes del caso ante una “sospecha fundada de pérdida de objetividad” del procurador, de acuerdo al escrito presentado por la defensa y difundido por la agencia oficial Télam.

Moldes anticipó el viernes pasado que apelará un fallo emitido el jueves último por la Cámara Federal, por el que ese tribunal confirmó una decisión del juez de primera instancia Daniel Rafecas de desestimar la denuncia de Nisman contra Cristina Fernández, Timerman y otros colaboradores del Gobierno.

La mandataria y el canciller fueron acusados el 14 de enero pasado por Nisman, el fiscal especial encargado de investigar el atentado contra la mutualista judía AMIA ocurrido en 1994 y el en que murieron 85 personas.

Nisman fue hallado muerto de un disparo en la cabeza en su apartamento el 18 de enero y las circunstancias de su muerte aún no han sido esclarecidas.

Fernández y Timerman fueron señalados en la demanda como los presuntos responsables de orquestar un plan para exculpar a los sospechosos iraníes de provocar el ataque.

La denuncia de Nisman situaba en el centro del presunto plan de encubrimiento al memorándum de entendimiento firmando entre Argentina e Irán en 2013.

El fallecido fiscal consideraba que con ese documento se pretendía “la eliminación de las alertas rojas” de Interpol para la captura de los sospechosos iraníes y “la creación de una Comisión de la Verdad que, eventualmente, introduciría una ‘pista falsa’ para desviar la pesquisa”.

La sala I de la Cámara Federal ya rechazó una primera recusación contra Moldes antes de ratificar la semana pasada el fallo del juez Rafecas. EFE