Leonardo Fernández: Arias y su estafa en seguridad

thumbnailLeonardoFernandezLos miembros de la oposición política a cualquier gestión, aún estando en contra de ciertas políticas, siempre deben desear que en ciertas materias, las políticas gubernamentales funcionen, debido a que de ellas depende el bienestar de la población. Una de las cosas que esperábamos, quienes adversamos al gobernador Francisco Arias Cárdenas, que cumpliera, era aquella promesa de campaña de ser el “gobernador de la seguridad”; disponiendo de cuantiosos ingresos y el apoyo del gobierno nacional en todas sus iniciativas, guardábamos la esperanza de que por lo menos esta oferta fuera materializada, para dar un respiro a los zulianos del hampa que nos azota diariamente.

Lamentablemente esto no ha ocurrido, los índices de inseguridad en la entidad se han disparado desde la llegada del gobernador actual. A pesar de las declaraciones optimistas del secretario Jairo Ramírez, la penosa realidad es que en los primeros 3 meses de este año han ocurrido más de 400 homicidios; solo el estado Zulia, de continuar esta tendencia, podría tener un índice de homicidios de 53 por cada 100 mil habitantes, lo cual según la ONU entra en la clasificación de epidemia de violencia.

Pero no es solo el incremento de los delitos que ya nos venían azotando lo que ha ocurrido durante la gestión de Arias, nuevas modalidades de delito han surgido en estos 2 años, siendo el de mayor auge el sicariato, Municipios como La Cañada, Miranda, Santa Rita, Cabimas y Machiques han quedado sumidos en medio de una ola de violencia terrible; mientras el “gobernador de la seguridad” se mantiene al margen y día a día crecen los casos de asesinatos por encargo. Se hacen ruedas de prensa vanagloriándose en los éxitos de la gestión mientras centenares de familias sufren el luto por la incapacidad de controlar la delincuencia por parte de esta gestión regional.

Recientemente estuvimos denunciando junto a los padres y representantes,  una espiral de robos y hurtos en las escuelas de Maracaibo, donde en lo que va de año ya más de 20 colegios han sido víctimas del crimen. Este hecho es una prueba más de la forma como el gobernador Arias Cárdenas ha estafado a los zulianos en esta materia, como en tantas otras. Pero la estafa de Arias no quedará impune, los zulianos pasarán factura y colocarán en el palacio de los Cóndores, en un futuro no muy lejano, una gestión que verdaderamente se preocupa por proteger a los ciudadanos.