Rapto se convirtió en doble homicidio en santuario católico

rapto_guayana

El Domingo de Ramos, celebración católica esperada durante todo el año por los creyentes, inició de forma irregular y sangrienta en el municipio Caroní. Los feligreses que asisten a la iglesia San Buenaventura ubicada en El Roble, San Félix, quedaron atónitos al observar en su llegada a dos personas brutalmente asesinadas. Anamer S. Chirinos/ Nueva Prensa Guayana

Una rara escena se presenció por un centenar de personas en la plazoleta del famoso templo de Dios, al costado de un vehículo con las puertas abiertas, yacía el cuerpo sin vida de Daniel Jogroop Singh, de 22 años y a unos 50 metros, quedó tendido el cadáver de una adolescente de 15 años. Al lado de los restos de la fémina habían rastros de una fuerte lucha por la supervivencia.

El carro marca Fiat, modelo Sienna, color plata, ingresó al santuario luego de arrasar con un pedazo de cerca para posteriormente chocar con una reja, lo que indica que Daniel Jogroop, conductor y dueño del automóvil, se propuso salvar su vida y la de sus pasajeros. La osada hazaña no sirvió de nada, el vehículo quedó estacando, dejándolos a merced de varios criminales armados.

El hecho se registró a las 4:00 de la mañana de ayer, razón por la que fue “imposible” para las autoridades policiales hacer las pesquisas pertinentes y el levantamiento de los cuerpos antes de la llegada de todas las familias que asisten con regularidad a la iglesia por las festividades. Padres y madres tapaban el rostro de sus hijos tras su entrada a la capilla.

Rapto y homicidio

Varias hipótesis se manejaron en la escena. Sin embargo, quedó puntualizado por los familiares de ambos occisos, que no se conocían y que tres personas más estaban con ellos, razón por la que tomó fuerza la versión ofrecida por fuentes ligadas a la investigación.

Trascendió que un sujeto identificado como Tomas David Garde, de 21 años, estaba caminando en compañía de su prima, la adolescente de 15 años, por el sector El Roble y “venían de una fiesta en la que tuvieron un problema”, a los jóvenes los estaban buscando.

Daniel Jogroop Singh, también acababa de salir de una celebración en el sector Las Delicias, junto a dos amigos identificados como Yelena Duarte, de 26 años y David Vallenilla, de 25 y se dirigían a sus residencias ubicadas en Sabana de Piedra, pero el destino les jugó una mala pasada. Singh quien circulaba a baja velocidad fue interceptado por Tomas Garde, quien desenfundó un arma de fuego e hizo que se detuviera.

Luego de acorralar a Daniel, de nacionalidad guyanesa, Tomas y la menor de edad lo amenazaron para que los llevara a un lugar del que se desconocen las coordenadas, pero en ese preciso instante, un grupo de motorizados los comenzó a seguir. Buscaban asesinar a Tomas Garde y la muchacha.

Tras una corta persecución, el infortunado guyanés, que no tenia nada que ver en el hecho, intentó a toda costa salvar su vida y la de sus acompañantes. Manejó a toda velocidad, perdió el control e ingresó a la plazoleta de la iglesia, impactando fuertemente contra la reja del lugar.

Cuatro criminales armados, abordo de dos motos, arribaron al sitio para materializar sus planes. Tomas intentó huir y fue baleado, asimismo su prima de 15 años, pero Jogroop y sus amigos se quedaron dentro del vehículo, suplicaron clemencia, pero no fueron escuchados. A Daniel lo asesinaron a sangre fría. Duarte y Vallenilla si sobrevivieron al atentado, ambos presentaron heridas por arma de fuego en piernas y brazos.

Al ver a Garde y a la menor de edad tendidos en el piso de la plaza de la iglesia, los hampones se fueron del lugar sin saber que Tomas estaba vivo. El muchacho se arrastró hasta el Centro de Diagnostico Integral (CDI) ubicado al lado del santuario y recibió atención médica, al igual que Duarte y Vallenilla. Posteriormente, Tomas fue trasladado al Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo. Su ingreso quedó registrado a las 5:25 de la mañana.

El Guyanés

Según información ofrecida por Oleida Serrano, vecina de Daniel Jogroop Singh, quien estaba en apoyo a sus familiares, el infortunado se dedicaba a la mecánica automotriz y tomaba clases sobre esa área. Vivía con sus padres en Dalla Costa, Sabana de Piedra y no dejó a ningún niño en orfandad.

“Yo me enteré porque la madre de Daniel comenzó a gritar a las 5:00 de la mañana, me levanté y salí a ver qué pasaba, me encontré con esta horrible noticia”, indicó Oleida. Singh era el menor de tres hermanos y nunca tuvo problemas en su comunidad.

La adolescente

Jean Carlos Sánchez, hermano de la menor de 15 años de edad, señaló que ella estudiaba cuarto año de bachillerato en la Escuela Técnica Raúl Leoni Otero y que se había ido de la casa “sin decir nada” desde el pasado lunes. “No se llevó nada, pero sabíamos que estaba bien y no pusimos la denuncia porque seguía asistiendo a clases”. Sus familiares no quisieron ofrecer mayores detalles.

La jovencita que vestía un jean, camisa negra y chaqueta amarilla, recibió aproximadamente cinco impactos de bala que segaron su vida de forma inmediata. Era la menor de cinco hermanos y presuntamente “andaba en malos pasos”.

Sobre los pistoleros, se pudo conocer de manera extraoficial que se trata de los integrantes de una peligrosa banda que opera en el sector El Mangal de San Félix.

Las Cifras

8 muertes violentas durante el fin de semana

2 personas brutalmente asesinadas

3 personas resultaron heridas

1 menor de edad muerta