Diez asesinatos el fin de semana en Caroní

asesinatos_guayana

Las calles del municipio Caroní se siguen tiñendo de sangre de manera desmedida. Entre la noche del viernes y la del domingo, diez personas perdieron la vida de forma violenta, todos tras recibir múltiples impactos de bala, lo que deja al descubierto que la destrucción masiva de armas de fuego, no ha permitido que baje el índice de criminalidad en la zona. Anamer S. Chirinos/ Nueva Prensa Guayana

Los últimos dos homicidios que se suscitaron en la ciudad, ocurrieron a varios kilómetros de distancia y son casos aislados. Aproximadamente a las 8:00 de la noche de este domingo, dos detonaciones alertaron a los residentes de la calle Sabat Fernández, del sector Los Sabanales, en San Félix. Tras esperar varios minutos y salir a ver qué había pasado, un sangriento hallazgo los sorprendería.

En el asfalto, estaba un hombre gravemente herido, gritando del dolor por las lesiones causadas por sus atacantes. El infortunado recibió un proyectil en el rostro y otro en la región abdominal. Los moradores avisaron de forma inmediata a las autoridades, quienes enviaron una ambulancia del Servicio Autónomo de Emergencias del estado Bolívar 1-7-1.

La unidad de transporte llevó a la víctima al Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo en donde fue identificado como Jesús Ramón Conde, de 43 años de edad, aun tenía signos vitales. Conde, fue ingresado a cirugía, pero murió pocos minutos después. Su muerte se registró las 8:45 de la noche.

Las autoridades policiales que laboran en el centro de salud, avisaron a los familiares del hombre y estos se acercaron al lugar. Tras su llegada, manifestaron que Jesús Ramón, vivía en la UD-145, y había salido poco antes de las 7:00 de la noche a comprar queso para la cena, jamás se imaginaron que recibirían la noticia de su asesinato.

De igual forma, los allegados a Conde, indicaron que él se dedicaba a la venta de discos musicales y películas en el sector Dalla Costa. Las razones precisas del homicidio de Conde no han sido reveladas por fuentes oficiales, sin embargo, personas que avistaron el hecho narraron que al ciudadano lo estaban siguiendo un par de motorizados que tenían como objetivo despojarlo de sus pertenencias, pero Jesús se resistió, razón por la que le dispararon.

Residentes de Los Sabanales declararon que es poco común que ese tipo de hechos violentos ocurran en su comunidad, pero no perdieron la oportunidad de solicitar a los cuerpos de seguridad ciudadana más patrullajes durante las horas nocturnas.

Lo quemaron

Antes del asesinato de Conde, específicamente a las 6:50 de la tarde, personas que habitan en el sector Los Corales I, adyacente a la avenida Atlántico de Puerto Ordaz, informaron al Servicio Autónomo de Emergencias del estado Bolívar 1-7-1 sobre un aterrador hallazgo. En una zona en la que abunda la maleza, yacía el cuerpo quemado de un hombre.

Los restos del sujeto calcinado, mostraba signos de tortura. Tenía una herida pronunciada en la región abdominal, posiblemente causada con arma blanca, varias perforaciones de proyectil, estaba maniatado y amordazado. Presuntamente, sus verdugos le prendieron fuego luego de haberle causado un largo sufrimiento.

Al parecer, el terreno baldío de Los Corales solo fue usado como sitio de liberación, el homicidio del hombre que aun no ha sido identificado ocurrió en otro lugar. Solo lo lanzaron en esa zona para quemar y borrar todo tipo de evidencias. La escena muestra saña por parte de los perpetradores del hecho, por lo que no se puede descartar el móvil de venganza.

Los dobles

La madrugada del domingo, cuatro personas perdieron la vida de forma violenta en lo que fueron dos dobles homicidios. El primer caso se registró frente a los bloques cinco y seis de Unare II. En el suceso fueron acribillados un expresidiario y su acompañante, del que se presume, solo era su taxista.

Walter José Ariza Lara, de 31 años y Edwin José Brizuela, alias “Droopy”, de 27, perdieron la vida luego de ser alcanzados por al menos siete proyectiles cada uno. Un tercer acompañante, logró huir de los delincuentes armados por una de las veredas oscuras del sector.

El cuerpo de Walter Ariza, quedó tendido aproximadamente a 10 metros de su vehículo marca Chevrolet, modelo Spark, colo plata, mientras que “Droopy”, quien recientemente habría salido de Vista Hermosa y su acompañante huyeron de forma veloz de sus atacantes, al parecer el principal objetivo era Brizuela. El sujeto fue acribillado frente a un laboratorio clínico del lugar. Corrió aproximadamente 150 metros.

Varias horas después, específicamente a las 4:00 de la mañana, fueron atrozmente ultimadas dos personas, entre las que resalta, una adolescente de 15 años de edad. Más aun que la corta vida de una de las víctimas, el lugar del crimen fue lo que más llamó la atención de este suceso. Ambos cuerpos sin vida fueron hallados en la plazoleta de la iglesia San Buenaventura de El Roble.

La rara escena mostraba signos de lucha y persecución. Las víctimas fatales no se conocían, todo fue una serie de eventos desafortunados en los que tres personas inocentes se vieron forzosamente involucradas. El objetivo de los hampones armados eran la menor de edad y su primo Tomas Daniel Garde, de 21 años de edad, que solo resultó herido en la balacera.

Daniel Jogroop Singh, quien manejaba su vehículo marca Fiat, modelo Sienna, color plata e iba en compañía de Yelena Duarte y David Vallenilla, fue abordado por Garde cuando este lo apuntó con un arma de fuego para que detuviera el automóvil. El plan de Tomas, era que él y su prima huyeran de los criminales que los estaban siguiendo.

Singh, de nacionalidad guyanesa, intentó por todos los medios con osadas hazañas, escapar de los motorizados armados, pero no lo logró. El esperado domingo de ramos en la Iglesia Buenaventura no inició de forma regular en esta oportunidad. Lo más preocupante, era ver a madres y padres tapando el rostro de sus hijos.

Casos aislados

Jesús Ramírez Ramos, de 18 años de edad, fue aniquilado la noche de este viernes en el sector 25 de Marzo. El joven recibió un impacto de bala en la zona abdominal, y su tío lo trasladó al Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo, pero ingresó sin signos vitales.

El viernes 27 en la noche, también fue encontrado el cuerpo sin vida de Freddy Jesús Coa, de 36. El hombre quien residía en el sector Pinto Salinas, no mostraba heridas por arma de fuego, o blanca, pero si presentaba signos de asfixia. Sus familiares desconocen las razones del hecho.

El domingo en la madrugada, dos personas fueron liquidadas en diferentes sectores de San Félix. En el barrio Libertador, a las 2:00 de la mañana, falleció tras recibir nueve impactos de proyectil, Winter Díaz García, de 29 años de edad.

Tres horas después, los habitantes del sector El Cañón del Diablo, en Chirica, San Félix, encontraron el cuerpo baleado de un hombre al que habían lanzado a una zanja de aguas negras. Luego de sacarlo de las aguas putrefactas, los moradores lo identificaron como Jeanuel Jesús Cabeza García, de 28 años. Sus verdugos le propinaron dos disparos.

Las Cifras

10 muertes violentas durante el fin de semana

2 dobles homicidios ocurrieron en un corto lapso de tiempo

1 adolescente de sexo femenino resalta entre las víctimas