Asesinaron a policía estadal para robarle la pistola en Barcelona

Foto La Verdad
ARCHIVO

El hampa se ensañó nuevamente contra un funcionario de la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui), quien fue asesinado ayer en Barcelona para robarle su arma de reglamento. El Tiempo

A eso de las 6:30 am, el oficial Jhonatan Ramón Rubiepero,  de 32 años, salió de la casa de su tía a buscar a un compañero de trabajo para iniciar el servicio en la estación policial del sector capitalino Campo Claro.

Pero en la calle La Jungla, a la altura del callejón  Democracia del barrio Guamachito en Barcelona, tres delincuentes (dos hombres y una mujer) lo interceptaron.

Uno de los sujetos, sin mediar palabras, le efectuó tres disparos: uno en el pómulo derecho y dos en el cuello.

Sin esperar a que el oficial se desplomara en el pavimento, la mujer que andaba con los delincuentes le quitó el arma de reglamento y huyeron del lugar, según algunos testigos.

A Rubiepero se le fue la vida al instante. Una comisión de la policía científica trasladó su cuerpo a la morgue del hospital Luis Razetti, en la capital anzoatiguense.

A los pocos minutos

Funcionarios de la policía estadal junto con el  Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barcelona iniciaron la búsqueda de los criminales. Minutos después, y con  apoyo de los vecinos de  Guamachito, capturaron a uno de los individuos implicado en el homicidio.

Trascendió que en la sede del Cicpc, el apresado  fue identificado como Deonar de Jesús Pereira (19).

Se supo que los policías buscan a un hermano del detenido de nombre Darwin Reyes Pereira y a su concubina. El sujeto es señalado como el  responsable de la muerte del oficial. Al parecer conformaban la banda de “los masúos”.

Sobre Darwin Reyes, se conoció que estuvo pagando condena en la cárcel de Barcelona por un  robo, pero salió hace tres meses  a través del Plan Cayapa que implementó la ministra  de los Servicios Penitenciarios, Iris Valera.

Lilibet Rubiepero, prima del funcionario, dijo que su pariente era nativo  de Caigua, zona rural del municipio Bolívar,  donde viven sus padres.

Agregó que tenía ocho años de servicio en Polianzoátegui.

El comisario Jhonny Durán, jefe del Centro de Coordinación Policial (CCP) de Guamachito, indicó que Rubiepero era un buen agente que mataron en el ejercicio de sus funciones.
Tras lamentar la pérdida de unos de sus hombres, Durán anunció que reforzarán los patrullajes y la presencia de los uniformados en las barriadas de  Bolívar.

Indicó que el comandante de Polianzoátegui, comisario José Rivero, encabezará los actos para el ascenso post mortem del oficial.