Sector 25 de Marzo de San Félix con más de cinco años sin agua potable

ARCHIVO
ARCHIVO

No contar con el servicio de agua potable desde hace aproximadamente cinco años, llena de indignación a los habitantes de 25 de Marzo en San Félix. Osmarys Guilarte/ Nueva Prensa Guayana

Gilberto Saavedra, vocero del consejo comunal sector 1, comentó que han tratado de solucionar la problemática que aqueja a un 40% de los lugareños, pero las autoridades correspondientes no se comprometen con el barrio.

“Estamos cansados de escuchar los mismos cuentos de la hidrológica, que nos van ayudar y a la final son puros cuentos. La comunidad cumplió 48 años y no es justo que no goce en su totalidad de este servicio tan indispensable para el ser humano, lo justo sería que nos dieran como regalo la solución a este mal que pareciera nunca acabar”, añadió Saavedra.

El vecino informó que el año pasado hicieron una mesa técnica con representantes de Hidrobolívar, con el fin de estudiar cual era la raíz del problema. En aquel momento los encargados de la obra se comprometieron a instalar una fuente de rebombeo, pues alegaban que sería la solución a los cinco años de sequía que tenían los residentes.

“Otra más de sus mentiras es que no mantuvimos durante varios meses esperando que nos visitaran, pero nunca llegaron. No sabemos que ganan con engañarnos, nos ilusionamos pensando que se acabaría nuestro calvario, pero todavía persiste”, acotó el vocero del consejo comunal.

Del mismo modo mencionó que hace tres meses el concejal de la parroquia y un total de 100 vecinos acudieron a la gobernación, con la intención de solicitar ayuda ante la agonía que viven a diario. “Allí, nos volvimos a reunir con los mismo gerentes que hace un año se comprometieron con nosotros y nunca nos dieron respuestas concretas. Según ellos, una bomba de las cuatro que estaban operativas no está funcionando y por eso no nos llega el agua, todo para justificar su falta”, acotó Saavedra.

Además agregó que enviaron dos obreros de la referida institución para inspeccionar y destapar las tuberías que se encontraban obstruidas, trabajo que se mantuvieron haciendo por una semana, pero no se llegó a nada, pues todavía los lugareños carecen del servicio. Según los vecinos una de las válvulas que destaparon está dañada, posiblemente es la causa de la deficiencia del preciado líquido.

Escuela sin agua

La Escuela 11 de Abril y los módulos de Barrio Adentro que prestan sus servicios a la comunidad son otros de los afectados con esta problemática. Saavedra indicó que los médicos cubanos al igual que los vecinos se han visto en la obligación de comprar el vital líquido a un costo de 300 bolívares 1.000 litros de agua.

“Si tienes una familia de seis integrantes hay que comprar un tanque por lo menos dos o tres veces a la semana, mensualmente se deja más de la mitad del sueldo mínimo para poder cubrir esta necesidad, necesitamos que las autoridades del Estado nos den respuestas que se concreten, no cuentos que nunca se ejecutan, basta de vivir en la desidia, queremos agua”, puntualizó el habitante.