Ejército Venezolano detiene al diputado Julio Montoya y a Avilio Troconiz candidato a la AN

Teniente Valladare al dip @juliocmontoya "usted es quien goza de inmunidad parlamentaria a los demás puedo detenerlos
Teniente Valladare al dip @juliocmontoya “usted es quien goza de inmunidad parlamentaria a los demás puedo detenerlos

Durante la mañana de hoy (jueves) el Ejército venezolano detuvo al diputado Julio Montoya y a Avilio Troconiz candidato de Primero Justicia a la AN, cuando escuchaban las denuncias de los trabajadores de la Empresa Socialista de Riego Planicie de Maracaibo, en la Ciudad Comunal el Laberinto, conocida como el Diluvio, del municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia.

Nota de prensa / Primero Justicia Zulia

Los trabajadores de la empresa socialista reclaman que no perciben el pago de sus salarios desde hace más de siete meses.

Avilio Troconiz, también coordinador adjunto de Primero Justicia Zulia explicó que los efectivos militares los amenazaron a ellos y a los periodistas que estaban en el sitio recogiendo la denuncia. “Se acercaron a nosotros y nos detuvieron por un margen de 15 minutos. Antes nos habían amenazado diciéndonos que sino entregábamos el material audiovisual y fotográfico que recolectamos, nos entregarían a un grupo de adeptos al chavismo para que nos golpearan puesto que tenían una actitud violenta ante la presencia de las cámaras”.

Entre los detenidos estaban la periodista zuliana, Madelin Palmar, el coordinador municipal de Primero Justicia en Jesús Enrique Lossada, Hugo Morales y otros activistas de la tolda aurinegra.

Troconiz indicó que los gerentes de esta empresa tratan de esconder las calamidades con las que laboran y viven los trabajadores que se dedican a la manifactura de productos agrícolas. Asimismo, los obreros que hacen vida en esta compañía, denuncian que esta se encuentra casi paralizada, pues no hay producción por falta de inversión y deterioro de las maquinarias.

Criticó que los trabajadores de la Empresa Socialista Planicie de Maracaibo, “vivan sometidos a la esclavitud laboral, ya que no cobran desde hace más de siete meses y sufren un constante acoso laboral, además de que no cuentan en la comunidad con un Mercal ni una instancia que les ofrezca atención médica”.