¿Hasta cuándo el silencio con la gran corrupción, señor Maduro? por @damianprat

thumbnaildamianpratEl país exige explicaciones y acciones.   Es inaceptable el silencio.  No vale inventar trucos, “radicalizaciones” o atropellos ni “guerras” o conflictos con otros países para desviar la atención ni para evadir la responsabilidad de actuar.   Varios ministros y otros altos, muy altos, funcionarios ya tendrían que haberenunciado para facilitar las investigaciones.  Le deben muchas explicaciones al país, incluyendo a millones que les creyeron el “bla bla”  del socialismo, la revolución y el hombre nuevo.   La fiscalía tendría que estar actuando en lugar de guardar silencio.   La comisión de contraloría de la AN tendría que estar  citando funcionarios.   El gobierno tendría que rendir cuentas al país.  Dejar, por cierto, la altanería y bajar a asumir sus responsabilidades.

Los escándalos ya son demasiado grandes.    No son simples denuncias ni “datos filtrados”. Los reportajes publicados por El Mundo de España se basan en los expedientes policiales, de las autoridades bancarias “antiblanqueo” y de los tribunales que han determinado la intervención de bancos en Andorra y España.   En unos están los nombres, las cuentas y las cifras  que suman cientos de millones de dólares en el banco Madrid donde están algunos viceministros, un ex director de la Disip y otros altos funcionarios “de la revolución”. El origen de esas cuentas, varias alrededor de 100 millones de dólares cada una, es por el pago de comisiones de transnacionales por el otorgamiento “a dedo” de contratos de obras públicas en el Metro de Caracas y/o en plantas termoeléctricas.

El otro reportaje, elaborado y publicado simultáneamente en varios medios de España y América por el Consorcio Iberoamericano de Periodistas de Investigación muestra informes y actas provenientes de las intervenciones a bancos en Andorra donde nuevamente, funcionarios del gobierno venezolanos en rango de “asesores” de ministerios movían cuentas en millones de dólares con depósitos en efectivo, billete sobre billete por taquilla.  A estos funcionarios los dotaron de pasaportes diplomáticos, sin tener cargo para ello en la legislación venezolana y de esa manera pasaban por aduana, sin revisión, maletas llenas de billetes verdes desde Venezuela a España.

¿Quiénes ordenaron esos pasaportes?   ¿Quiénes facilitaron el otorgamiento de los contratos sin licitación?.   ¿Quiénes permitieron todo?.  Ah!  Y sin olvidar los del “cadivismo rojo”, es decir, la denuncia del propio ex ministro Giordani sobre la pérdida a la nación de nada menos que 25 mil millones de dólares otorgados “a empresas de maletín” de los boliburgueses amigos de la revolución, por los jerarcas rojos rojitos que manejaban Cadivi y sin que por años el gobierno mismo exigiera rendición de cuentas.  El silencio ante todo esto es inaceptable.

El gobierno ya inventó nuevos “enemigos” para distraer (o tratar de distraer) al pueblo del desastre social y económico causado por ellos y para buscar a quien culpar a fin de no asumir con valentía su responsabilidad.   Ahora son los “raspacupos”, como hace tres meses era “el contrabando” y luego fueron Farmatodo y Día a Día.   Puro bluff para tapar lo que realmente es grave.

¿También vienen insultos y amenazas

a Chile, Colombia, la UE, Brasil?

Ayer, el Senado de Colombia hizo algo muy parecido al Parlamento de España:   reclamó al gobierno de Maduro por los presos políticos y pidió la atención del mundo acerca la situación de Venezuela “donde todos los principios democráticos, las instituciones independientes, la libertad de expresión, la iniciativa privada y la libertad de prensa se encuentran gravemente amenazadas”.

¿Qué va a hacer Maduro?  ¿Va a inventar otro conflicto, va a insultar a Santos y va a amenazar a Colombia solo para no encarar la gravedad de la crisis que él mismo ha creado y que, al parecer no haya como solucionar?.  Porque vamos a estar claros, lo de España no fue Rajoy y ni siquiera fue el PP sólo.  El documento lo votaron también los socialistas del Psoe y otros partidos e incluso Podemos, que no está en el parlamento, declaró que ellos votarían a favor de pedir la libertad de los presos políticos y del documento todo con algunos agregados.

¿Va a insultar también a Chile y a Brasil?   ¿Va a mandar a la hija de Allende, al senador Letelier, hijo del excanciller de Allende y al presidente del Senado “a opinar sobre su madre”?.   ¿Va a romper relaciones con Brasil porque la presidenta Dilma Roussef pidió también por la libertad de los presos políticos?  ¿Y que hará con la Unión Europea?.  Porque el parlamento europeo con los votos de socialistas, populares y ecologistas emitió una declaración muy parecida a la del parlamento de España.

¿Acaso el propósito es crear un caos político para sabotear la realización normal de las elecciones parlamentarias a las que el CNE aún no pone fecha?.   No le funcionó el cuento del “golpe tucano”.  Metió preso a Ledezma, quizás buscando un caos para justificar ilegalizar a la oposición democrática pero tampoco le funcionó y en cambio está pagando un alto precio internacional y nacional.   Quiso histerizar al país con el cuento de “los bombardeos de Obama” pero tampoco hizo efecto y, de hecho, derrotado en la Cumbre de Panamá al parecer decidió enterrar el asunto de la “agresión yanqui”.