Hallan cadáveres debajo de un puente en San Félix

cicpcguayana

La noche del sábado parecía tranquila para dos jóvenes que se encontraban compartiendo en el sector La Laguna, ubicado en San Félix. Pasaban las 9:00 pm cuando ellos decidieron irse al negocio de uno de sus familiares sin saber que encontrarían la muerte con esa salida a la calle La Colombiana, ubicada en la misma zona. Eldrys Valenzuela/ NPG

Luis Gabriel Rengel, de 29 años y Bernardo José Fratelo Puertas, de 25 años de edad, iniciaron su corto recorrido hacia una licorería en la que el propietario era el cuñado de Rengel. Llegaron y se tomaron unos tragos como siempre lo hacían, se dirigieron a casa en la moto que era de Luis Gabriel, su esposa escuchó su llegada, pero nunca más percibió su voz.

Una vecina le avisó a la mujer que un carro pequeño había golpeado la moto, rompiéndole el foco trasero, enseguida se encendieron las alarmas en la cónyuge al ver que pasaban las horas y su marido no regresaba, contactó con las autoridades del Centro de Coordinación Policial Guaiparo y mientras esperaba, familiares de Fratelo también llegaron al sitio por la misma condición. El mal ya estaba hecho.

Sin piedad

Ensañamiento y muerte. Durante horas tempranas de la mañana del domingo, un pescador que había culminado sus labores en el río, avistó dos cuerpos que yacían tirados por el barranco que se encontraba debajo del puente Angosturita, en la UD-103 de la parroquia Simón Bolívar. El hombre inmediatamente se comunicó con el 171 Bolívar para notificar tan atroz situación.

Ahí estaban los desaparecidos. Uno a la derecha y otro a la izquierda, como por obra del mismo destino las ramas y troncos secos que rodeaban el lugar detuvieron la caída de los occisos al ser lanzados desde el filo del lugar; eran cadáveres, a sus asesinos no les importó soltarlos de una forma delicada o ruda.

Luis Gabriel permanecía atascado entre las ramas, fue brutalmente tiroteado en la cara y demás partes del cuerpo, su cabeza se hallaba dispuesta hacia abajo mostrando los diferentes orificios que le produjeron las balas, mientras su desnudo torso dejaba ver varios golpes. Quien mató a Luis Gabriel, se ensañó con él, su vida y la de su amigo Bernardo, a este le realizaron diversas heridas en el rostro, aunque la sangre no deja verificar los órganos que tocaron.

Familiares llegaron al lugar a eso de las 9:00 am, el dolor se apoderaba de ellos, ambas víctimas tenían a sus dolientes quienes no entendían el suceso. Los allegados a “Nando”, como también conocían a Bernardo José miraban el cadáver sin poder creerlo, mientras que los de “el Chino Matón” apodo de Luis Gabriel, gritaban al cielo pidiendo clemencia y justicia, “¡padre en ti confío para que se haga justicia!” gritaba una mujer desde el filo del barranco quien lloraba desconsoladamente.

Aparentemente, los muchachos fueron secuestrados en un vehículo desconocido luego de que éste los abordara y chocara la moto en la que llegaban a casa de Luis Gabriel.

Campo de guerra

“La Laguna está peligrosa” comentó una mujer, quien a su vez afirmó que el día sábado varios vehículos “extraños” estaban rondando la zona, entre ellos un auto negro que no portaba ninguna placa de identificación.

Algunos observadores explicaron que desde hace un tiempo, bandas delictivas que se encuentran del otro lado de la delimitación que los divide de La Laguna habían amenazado con “echarse” a cualquier persona residente del sector, pues los enfrentamientos entre grupos de delincuentes son constantes en ambas zonas y al parecer los muertos encontrados debajo del puente Angosturita formaron parte de una advertencia cumplida.

Iban a operarlo

“El Chino Matón” vestía un bermuda color marrón claro que le dejaba ver un yeso en la pierna izquierda, este abarcaba desde un poco más abajo de la rodilla hasta el pie y lo tenía puesto desde hace aproximadamente un año, según lo informado por uno de sus familiares.

El fallecido sufrió un accidente de tránsito el año pasado en una moto, incidente que le proporcionó un golpe en la articulación inferior izquierda que ameritaba tratarse con bastante delicadeza en el área médica, finalmente, luego de 12 meses con el inmovilizador habían otorgado luz verde para una operación que le iba a permitir caminar, esta se iba a realizar el día viernes 24 de abril.

 

Las Cifras

Más de 9 impactos de bala en los cuerpos

2 víctimas

1 carro los secuestró

1 moto fue chocada