Montoya en Madrid: Me persigue la Policía desde que salí de Venezuela

El diputado opositor Julio Montoya, poco después de llegar a Madrid
El diputado opositor Julio Montoya, poco después de llegar a Madrid

 

“Vengo a poner en marcha una investigación que le interesa mucho a mi país”. Estas fueron las primeras palabras del opositor venezolano Julio Montoya, diputado del partido Primero Justicia, al llegar ayer a Madrid, donde tiene previsto, a lo largo de la semana, reunirse con varios diputados y senadores españoles para tratar de poner en marcha una investigación que, hoy por hoy, es imposible en su país, publica La Razón de España. «No queremos meternos en los asuntos internos de los españoles, que son los que tienen que decidir su futuro. Venimos a averiguar cómo viceministros, ex ministros y jefes de la policía de Venezuela tienen o tenían cuentas en el Banco Madrid y en el Banco de Andorra mientras mi pueblo está sometido a colas para comprar comida, mientras tenemos miles de asesinatos al año», explicó. Según declaró a LA RAZÓN nada más aterrizar, Montoya tuvo un pequeño incidente en el vuelo que le trajo de Caracas a Madrid: un grupo de chavistas exaltados le insultaron e increparon en mitad del viaje, una circunstancia a la que el diputado venezolano quitó importancia asegurando que es algo que le sucede continuamente en Venezuela. «Me persigue la Policía del Gobierno desde que salí de mi ciudad, Maracaibo, hasta ahora mismo», afirmó.

Montoya se reunirá a lo largo de la semana con diputados y senadores del Partido Popular, del PSOE y de Ciudadanos. Preguntado a su llegada a Madrid sobre si se iba a reunir con algun representante de Podemos, el diputado venezolano se mostró abierto a la idea e incluso invitó a miembros de la formación ante las cámaras de televisión que filmaron su llegada en el aeropuerto de Barajas. Sin embargo, reconoció que hasta el momento su petición de diálogo no había tenido éxito: «No, no me han respondido», dijo poco antes de puntualizar que su «pelea no es contra Podemos ni contra nadie. Mi problema es el del pueblo venezolano: tenemos unos irresponsables que regalan la plata en el exterior y el pueblo tiene que hacer colas para comprar comida». Para Montoya es escandaloso que «once o doce venezolanos, apenas un puñado, tengan millones y millones de dólares y euros en Andorra y en España».

Pero éste no es el único asunto por el que el opositor al régimen de Maduro ha viajado a España: «Tambien venimos a hablar con el Tribunal de Cuentas y nuestros colegas diputados y senadores sobre la relación de la Fundación de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), que actuó en Venezuela entre 2004 y 2014. Y vamos a presentar los elementos que corroboran que esa relación tiene más de 10 años». Previsiblemente, éste fue el tema que más interesó a los medios de comunicación. Preguntado sobre la relación entre CEPS y Podemos, Montoya afirmó que «es la fundación del señor Monedero. En ese momento no eran Podemos. Hoy son Podemos. No sé si eso sirvió para fundar Podemos. Eso lo tendrá que decidir el pueblo». La Fundación CEPS recibió, segun consta en el registro de fundaciones del Ministerio de Cultura, hasta 3,7 millones de euros de distintas entidades relacionadas con el régimen chavista. A esta fundación, que constituyó durante diez años el embrión político desde el que se gestó Podemos, pertenecieron en un momento u otro Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Luis Alegre y Carolina Bescansa, entre otros dirigentes del partido.

Montoya también fue preguntado sobre si Podemos puede considerarse la franquicia del chavismo en españa. Al respecto, el diputado venezolano dijo que «tenían una relación extrecha. Maduro y Chávez hacían mucho de lo que le decían Podemos y tengo documentos que prueban eso. Más de 270 documentos». Hoy comienza la agenda de Montoya en Madrid con una visita a la redacción de LA RAZÓN.