El significado del obsequio del Papa a Raúl Castro

(foto Reuters)
(foto Reuters)

El presidente cubano, Raúl Castro, se entrevistó el domingo durante una hora con el papa Francisco en el Vaticano en un encuentro “cordial” y le agradeció su mediación entre Cuba y Estados Unidos.

Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la entrevista, relativamente larga, fue “cordial” y sirvió para que Castro “agradeciera la mediación” del pontífice en el acercamiento histórico entre Cuba y Estados Unidos, anunciada en diciembre pasado tras medio siglo de conflicto.

Ambos se intercambiaron presentes. El pontífice le ofreció una medalla de San Martín de Tours, patrón de Buenos Aires y conocido en la tradición cristiana por haber compartido su abrigo con un mendigo.

Francisco quiso explicar con detalle su regalo al mandatario cubano. “Mire, es cuando San Martin se quita la capa y se la da a un pobre. Es una intuición de lo que tenemos que hacer. Cubrir la miseria de nuestra gente y promover esto”, le dijo a Castro.Después mientras le regalaba su exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” bromeó: “Aquí encontrará una de estas declaraciones que tanto le gustan”.

Castro ofreció al Papa una obra del artista cubano Alexis Leiva Machado, que firma como Kcho, inspirado en el tema de la inmigración de clandestinos que llegan a la isla italiana de Lampedusa. El cuadro representa una cruz hecha con barcos de naufragados, explicó Lombardi.

No es la primera vez que Raúl Castro visita Roma. Ya lo hizo en 1997, cuando era ministro de Defensa, en una visita sorpresa cuando venía de Pekín. El líder cubano visitó entonces algunos lugares históricos dentro de la Ciudad del Vaticano.

Tras haber sido combatida por el régimen castrista, la Iglesia Católica se ha convertido en un interlocutor del gobierno cubano en las últimas décadas.

Tras la revolución cubana de 1959, la Iglesia se opuso al nuevo régimen comunista, que reaccionó expulsando a un centenar de religiosos y nacionalizando numerosos bienes eclesiásticos.

Pero tras años de altibajos, el hermano de Raúl y líder histórico cubano, Fidel Castro, relanzó las relaciones con la Iglesia con una visita al Vaticano en 1996, coincidiendo con la cumbre sobre alimentación en la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

Castro fue recibido por el papa Juan Pablo II, que dos años después viajó a Cuba.

Los viajes de los papas a Cuba marcaron nuevos avances en las relaciones entre Cuba y el Vaticano. En 1998, cuando Juan Pablo II visitó la isla, Fidel Castro restituyó el feriado de la Navidad, que había sido suprimido a finales de los años 1960. En 2012, durante la gira de Benedicto XVI, el presidente Raúl Castro restituyó el feriado de Semana Santa.

Y como parte del diálogo iniciado en 2010 por el cardenal Jaime Ortega y el presidente Castro, el gobierno autorizó la construcción de nuevos templos católicos. En 2013 comenzó además a devolver a la Iglesia varios inmuebles nacionalizados en los años 1960.

Con información de AFP y EFE