Hasta 30 veces pueden detener a un carterista en el Metro

Metro-de-Caracas

A Marian Useche la sorprendió una estampida humana dentro de un vagón del Metro de Caracas. Llevaba audífonos y la música retumbaba en sus oídos; no se percató de que algo inusual sucedía en el tren hasta que la masa la arrastró: “Hubo gente que me haló por la camisa para que corriera y otros me empujaban. Todo ocurrió en el túnel entre las estaciones Chacaíto y Chacao. La gente gritaba, pero yo no lograba descifrar por qué”.

La avalancha sucedió el 9 de enero, alrededor de las 5:30 pm. La razón: había un grupo de hombres, con presuntas armas, asaltando a los pasajeros dos o tres vagones más atrás. “No los vi hasta que me pude bajar en Chacao. Salieron corriendo del tren directo a las escaleras”.

No en todos los casos los asaltantes logran escapar. La seguridad del Metro de Caracas corre por cuenta de la Policía Nacional Bolivariana, de hecho fue una de las primeras tareas que se le asignó a ese cuerpo policial. Funcionarios del cuerpo de seguridad explicaron que hay alrededor de 150 efectivos destinados a la custodia de la línea 1, del Cabletren y del Metrocable de Mariche. Los policías se dividen en 3 grupos, con unos 40 efectivos cada uno que se reparten entre las 28 estaciones que abarcan los 3 medios de transporte.

De enero a abril, la PNB ha realizado más de 100 procedimientos en los que han logrado capturar a más de 130 personas por cometer algún delito, de acuerdo con un funcionario de ese cuerpo de seguridad que prefirió resguardar su identidad. 50 de los detenidos han sido carteristas, y en otros procedimientos han identificado a más de 30 ciudadanos que estaban solicitados por cometer algún crimen fuera de las instalaciones del subterráneo.

Leer más en El Nacional