Upatenses agobiados por la inseguridad

upata_pero

En vista de algunos sucesos violentos que vienen ocurriendo en esta localidad, los habitantes de Upata manifestaron estar cansados de los niveles de inseguridad sin que los organismos policiales pongan un freno a esta situación que los afecta. Según los robos y hurtos ocurren a plena luz del día, también por las noches motivado a la ausencia de patrullaje policial. Indira Zamora/ NPG

En un sondeo realizado por las calles del municipio, se tomó declaraciones de algunas personas que aprovecharon el momento para expresar su sentimiento y preocupación que los mantienen en zozobra. Para los entrevistados la vigilancia es nula, la ausencia permite robos de celulares, carteras, hurtos de vehículos, motos y viviendas desvalijadas, situación que se ha denunciado en los medios de comunicación a fin de que los efectivos hagan algo al respecto.

Consuelo Bravo, destacó que uno de los más graves problemas que los agobia es la inseguridad, a tal punto que los niveles de robos se han elevado durante el día. “Hace cuarenta años atrás, Upata era un pueblo tranquilo, las personas podían reunirse con sus amistades hasta altas horas de la noche, en la actualidad no se puede ni andar por las calles porque somos atacados por el hampa que opera en distintos lugares”.

Asimismo dijo, que en ocasiones evita salir por las noches porque teme ser atacada por algunos sujetos que circulan en sus vehículos de dos ruedas, “muchas personas corremos peligro en el municipio, por ende, necesitamos que los organismos solventen esta situación, puesto que la situación se les escapó de las manos, sólo al ver los sucesos que acontecen y luego llega la policía”, indicó Bravo.

Para la ciudadana, los efectivos policiales no ejecutan su trabajo como es debido, porque nunca se presentan cuando hacen llamados a los centros de coordinaciones policiales. Al igual detalló, que estas personas no se trasladan a las comunidades vulneradas para hacer recorridos a fin de disminuir un poco dicho flagelo que ha venido cobrando vida de algunas personas inocentes.

Ciudad vulnerada

Del mismo modo, Luis Rivas, mencionó que Upata se ha visto vulnerada en los últimos dos años, algunas calles están tomadas por delincuentes que cometen atracos a mano armada. “Ni las personas que se encuentran en las paradas a la espera de un transporte público se salvan de ser víctimas de robos. Estamos cansados de vivir en incertidumbre y con el temor de salir a la calle”.

El declarante manifestó, que no existe un lugar tranquilo en la localidad donde familias puedan compartir con sus amistades, motivado a que sujetos de varios sectores han tomado algunos espacios para cometer sus actos delictivos, situaciones que han sido informadas a los organismos de seguridad, y sin embargo los casos de violencia no han cesado, donde cada día van en aumento.

“Nos agotamos de tanto pedir a los uniformados implementar operativos en todo el municipio y sectores que son denominados como peligrosos o zonas rojas, sobre todo en las horas nocturnas, además, se debe hacer cumplir las Ordenanzas Municipales, las cuales prohíben la circulación de motos después de las ocho de la noche, puesto que todos los asesinatos que han ocurrido en los últimos cuatro meses, han sido perpetrado por sujetos desconocidos que se trasladan en estos vehículos”, apuntó Rivas.

Por su parte, Carlos Lunar afectado añadió que le da tristeza reconocer el flagelo y delincuencia desbordada en cada uno de los lugares de Upata, mientras que los cuerpos policiales se hacen la vista “gorda”, ante tantos sucesos ocurridos en la población como asaltos y robos en cualquier hora del día, “ni el ciudadano común puede defender a una persona cuando es despojada de sus pertenencias”.

No más inseguridad

Nancy Ramírez, señaló “no más inseguridad, no más muertes, ni robos, nos sentimos preocupados ante esta ola que se ha desatado en cualquier sitio, queremos que los funcionarios de seguridad realicen su trabajo, porque creemos que aún no se han tomado las medidas necesarias para ponerle fin definitivamente”. También alegó, que hace diez años atrás, no ocurrían asesinatos en el municipio, ahora cada semana las familias son sorprendidas con los casos acaecidos.

Carmen Rivas no se explica el por qué colocaron un sistema integral en cada una de las comunidades, urbanizaciones y espacios públicos denominados “cuadrantes”, sistema que nunca ha funcionado, todo lo contrario, desde que fue implementado los hechos de sangre han elevado. “Estoy atemorizada como los delincuentes hacen de la suya en cualquier sitio, mientras los funcionarios no hacen caso a los llamados”.

Randolph Palacios, estudiante mencionó, “el índice de inseguridad ha aumentado debido a la falta de planes de trabajos por parte de las coordinaciones, quienes deben implementar operativos en todo el municipio y así dar resultados positivos. Muchos de los estudiantes son asaltados diariamente, por tanto, hago un llamado a los efectivos para que implementen patrullajes y recorridos en cada uno de los sectores y lugares de la población a fin de contrarrestar esta falla”.

Colectividad pide seguridad

Consuelo Bravo expuso, “hace cuarenta años atrás Upata era un pueblo tranquilo, ahora no se puede ni andar por las calles porque somos atacados por el hampa que opera en las calles”

Luis Rivas expresó, “las personas que se encuentran en las paradas a la espera de un transporte público han sido víctimas de robos. Estamos cansados de vivir en incertidumbre y con el temor de salir hacia algún lado”

Carlos Lunar destacó, “al parecer los cuerpos policiales se hacen la vista “gorda”, ante tantos sucesos ocurridos en la población”

Nancy Ramírez apuntó, “no más inseguridad, no más muertes, ni robos, nos sentimos preocupados, queremos que los funcionarios de seguridad realicen su trabajo”

Carmen Rivas acotó, “Estoy atemorizada como los delincuentes hacen de la suya en cualquier sitio, mientras los funcionarios no hacen caso a los llamados realizados”