Marcos Hernández López: ¡Expectativa país!

MarcosHernandez13may2015

La mala fe, consiste en creerse tanto una mentira de una forma tal, que llega a creerse como verdad.

 Jean Paul Sartre

La expansión de los ingresos petrodólares y del gasto público apuntaló un proceso de reducción relativa de la pobreza a partir de 2004, esta realidad derivo en la popularidad para el presidente Hugo Chávez. Sin duda, el incremento en los precios petróleo potencio un crecimiento del consumo de los venezolanos, situación histórica semejante con el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Según la lógica, un país rico es sinónimo de calidad de vida… ante la crisis económica, social y política que atraviesa Venezuela en los últimos meses, Venezuela se encuentra sumergida en una situación muy compleja y hasta sin expectativas para salir de su propio laberinto con los actuales actores que dirigen el gobierno nacional. La contradicción en el discurso del gobierno se visualiza según algunos estudiosos del tema económico cuando aseguran que la revolución ha gastado más de US $ 1.125.000 millones en estos últimos 16 años, una cantidad extraordinaria, pero, la situación del país peor no puede ser y estamos transitando la crisis económica más significativa que hemos tenido en la historia de Venezuela.

Este país se caracterizaba por tener una de las industrias petroleras más modernas del mundo, actualmente su producción petrolera se mueve en 2,7 millones de barriles diarios y solo 1,8 millones se destinan a la exportación, por lo tanto el ingreso anual estaría por el orden de 70 mil millones de dólares. Datos según BCV, las importaciones alcanzan niveles récord, mientras las cifras señalan que las exportaciones no petroleras se hunden hasta lo más bajo en estos últimos 16 años, en el mismo orden de ideas, la crisis de la CVG vuelve a ser evidente, según los informe presentado por Banco Central indica bajas en niveles crítico en el valor de las ventas al exterior de productos de acero y aluminio, Venezuela prácticamente solo exporta petróleo y lo grave es 96 de cada 100 dólares que obtiene provienen del “oro negro”.

Debido al descenso de estos últimos años de la industria petrolera, ahora nos vemos en la obligación hasta importar productos tan esenciales como la gasolina. Hemos estado importando gasolina y productos terminados por la suma de 8 millardos de dólares. Es decir, Petróleos de Venezuela  ya no es la misma Pdvsa que producía para abastecer el país y por supuesto los mercados internacionales,  Venezuela ha pasado de la calificación de “país exportador de petróleo” a “país importador de gasolina y derivados”, lo irrazonable es que tenemos toda la experiencia y la mano de obra calificada para producir la mayoría de los productos derivados del petróleo.

 

En un entorno donde la cantidad de barriles que Pdvsa exporta no crecen, por otro lado las exportaciones no petroleras son prácticamente inexistentes y el endeudamiento es bastante caro por la percepción de riesgo que tiene el mercado internacional, el ingreso de divisas se queda corto ante el alza de las importaciones, la salida de capitales y el pago de intereses que anualmente debe hacerse por concepto de deuda ya contraída.

Toda esta crisis económica se conecta con otras realidades, la pobreza en Venezuela, esta realidad es muy tangible, el país  vive una especie de deslave social. La encuesta realizada por las Universidades Central de Venezuela, Católica Andrés Bello y Simón Bolívar, develan una compleja realidad. La pobreza y el deterioro social se articulan y están aumentando peligrosamente. Según ese estudio realizado en 2014, el 23% de los hogares de Venezuela se encuentra en pobreza extrema, lo que equivale a más de siete millones de personas que literalmente tienen dificultades para comer adecuadamente. Entre tanto, la pobreza general se situó en 48,0%, cifra esta superior a la del año 1998, cuando alcanzó el 45,0%.

Según voceros calificados del gobierno declaran que el país tiene “el récord mundial venciendo la pobreza”. No obstante, emergen los números de la crisis social, el presidente promete que vamos a tener miseria 0 en 2018, cuando lo que ha hecho es aumentar la pobreza y la miseria, esta realidad conecta con la desesperanza de muchos venezolanos que esperan una mejor calidad de vida.

Director de la consultora Hercon

hernándezhercon@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44