Padre Luis Ugalde: Sin empresa privada no habrá progreso económico en el país

luis-ugalde

El Padre Luis Ugalde (sj) participó esta mañana en el Encuentro de la Cámara Venezolano-Americana. Allí reflexionó sobre temas como nuestra riqueza y nuestra pobreza, sobre la productividad de la empresa y sus premisas fundamentales y sobre el talento, la educación y la cultura empresarial como piezas indispensables en un mundo globalizado, dejando abierta una ventana a las experiencias exitosas en Venezuela.

“Estamos en una encrucijada dramática que se debe resolver en estos meses: concertación o no entre gobierno y empresa privada. Si no hay concertación a fondo no habrá abastecimiento, ni perspectivas de trabajo productivo digno. El gran programa social es este; de lo contrario, los programas sociales serán de emergencia extrema con episodios dramáticos para subsistir, como en Haití.

Ciertamente es necesario que el gobierno entienda esto y dé el cambio con reconocimiento de la empresa, pero más importante aún es que lo entienda la muchedumbre en Venezuela para que su clamor sea tal que el gobierno se vea obligado a concertar y fomentar la empresa productiva que es cuestión de vida o muerte para 14 millones de trabajadores y para 30 millones de venezolanos.

Quienes en esta tarea de información y de persuasión deben dar la cara son los empresarios, sin esconderse ni avergonzarse frente a una población que ha sido bombardeada durante tres lustros con la idea falsa de que la causa del problema social es la existencia misma de la empresa privada y por ello sería necesario el socialismo que la suprime de raíz. Habrá empresas mejores y peores, pero sin empresa privada no habrá progreso económico, sino reparto de la miseria. El trabajo creativo, digno y bien remunerado para 14 millones no se puede dar sin 120.000 empresas con un promedio de 100 trabajadores cada una (120.000 x 100 = 12.000.000 y los otros 2 millones empleados en el sector público) Eso significa una muy profunda transformación de la dinámica empresarial actual y al mismo tiempo del sistema educativo para formar productores cualificados. La base de nuestra transformación económico-social es la Inversión y emprendedurismo creativo de la mano con un sistema educativo orientado a formar para el trabajo productivo. Esa es la base que actualmente está negada.

Más información enreportecatolicolaico