Paralizadas quimioterapias y hemodiálisis en el Hospital de Niños J. M. de los Ríos

tratamientos-Foto-Maria-Emilia-Jorge_NACIMA20150518_0082_6

El Hospital de Niños J. M. de los Ríos vuelve a tener dificultades para atender a pacientes que no pueden esperar. Luego de tres semanas con el Servicio de Quimioterapia paralizado totalmente, un grupo de madres trancó ayer el paso en la avenida Vollmer, en San Bernardino, para protestar. La solución, en el mejor de los casos, tardará una semana.

La Unidad de Mezcla tiene un bote de aguas servidas que impide que se preparen los tratamientos oncológicos por riesgo de contaminación, y el quirófano del área de hematología estuvo sin luz y sin aire acondicionado hasta ayer en la mañana. La Unidad de Hemodiálisis tiene 12 días paralizada.

“Los niños no pueden esperar más. No hay algodón ni inyectadoras para aspirados y punciones lumbares. Hoy fue la primera vez que vimos a la directora del hospital. Tenemos que protestar para que nos paren”, dijo Jesmeel Moreno, madre de un paciente con leucemia.

Alrededor de las 8:00 am comenzó la manifestación. A las 10:00 am un grupo de funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario se reunió con las autoridades del hospital y con algunos representantes de pacientes.

María Eugenia Rivero, jefa del Servicio de Hematología, explicó a los funcionarios que el aire acondicionado de su área tiene fallas desde hace un año. “No es suficiente con que enfríe, hay que limpiar los ductos y ponerles filtros”. Rivero explicó que los arreglos son impostergables pues los vapores de las quimioterapias no son extraídos de manera completa y exponen al personal constantemente. Afirmó que hay fallas con los medicamentos, pues los reciben incompletos y de forma intermitente.

Más información en El Nacional.