Señales de cáncer de cuello uterino que toda mujer debe conocer

fe368d8729

Este es un dato que toda mujer debería saber: el Cáncer Cervicouterino suele ser mortal. Aunque las estadísticas sobre este tipo de cáncer son aterradoras, el Cáncer Cervicouterino (también conocido como de cuello de útero o de cuello uterino) se puede prevenir y tratar, si se detecta a tiempo.

Con información de Familias.com

El cáncer cervical es más comúnmente causado por el VPH o virus del papiloma humano, que es altamente contagioso. Este virus es una ITS (infecciones de transmisión sexual) y viene en muchos tipos, pero sólo algunos causan cáncer cervical. Una infección por VPH puede desaparecer por sí sola o puede causar un crecimiento anormal de las células que pueden conducir al cáncer cervical.

Las señales de cáncer cervical pueden no ser tan obvias o aparentes como el cáncer de mama, pero hay maneras de detectar las señales. Póngase en contacto con un ginecólogo de inmediato si nota:
1. Secreción inusual

Cuando el cáncer comienza a crecer en el interior del cuello del útero, las células de la pared del útero comienzan a deshacerse, lo que produce una secreción acuosa.
2. Las verrugas o cadillos

De acuerdo con la ginecólogo Rosa María Leme, “La aparición de pequeñas verrugas (externa o interna) sirven como una alerta roja… de enfermedades como el VPH, que puede aumentar enormemente las posibilidades de cáncer de cuello uterino en las mujeres.”
3. Dolor o sangrado

Cáncer de cuello uterino crece en las paredes del cuello uterino que puede resecar e incluso romper las paredes, causando malestar y sangrado. También puede haber sangrado rectal o de vejiga. Cualquier sangrado fuera de tu período menstrual se debe investigar.
4. Anemia

Si tus hábitos alimenticios no han cambiado y todavía te sientes fatigada, o si tu corazón se acelera después de un esfuerzo normal, puedes estar sufriendo síntomas de anemia. La anemia puede ser causada por sangrado anormal, que a menudo acompaña al cáncer cervical.
5. Problemas urinarios

Debido a la hinchazón del cuello del útero, la vejiga y los riñones se pueden comprimir, obstruyendo el paso de la orina. Como resultado, puede no ser capaz de vaciar completamente la vejiga, causando dolor y/o una infección del tracto urinario.

Si quieres saber más puntos, pulsa aquí