Jorge Roig: Corporación Maneiro ahorca la libertad de expresión

JORGE ROIG EN EL IMPULSO FECHA> 28/05/2015 FOTO> 28/05/2015 FOTO> ANNER HERRERA

A propósito de su visita a la ciudad de Barquisimeto, Jorge Roig, presidente de Fedecámaras nacional, aprovechó la ocasión conversar sobre diversos temas de interés nacional, entre ellos, la crisis de papel que afecta a varios medios de comunicación impresos del país, publica El Impulso.

“No quiero pensar que esta circunstancia se vincule con un atentado a la libertad de prensa independiente, pero es inevitable notar con cierta sorpresa, que aquellos periódicos que son oficialistas no tienen el problema de la falta de papel”, dijo. Según su apreciación, cada empresa editorial tiene el derecho de comprar todo el insumo que quiera a la tasa legalmente establecida por los organismos competentes y sin ningún tipo de restricciones.

“Sin embargo, vemos con gran preocupación que en la actualidad obligan a los medios a comprar a través de una corporación gubernamental, cuyo nombre pertenece a un socialista que predicaba la libertad de expresión, Alfredo Maneiro. Un ciudadano que debe estar en estos momentos revolviéndose en su tumba, porque dicha corporación en lugar de actuar en su defensa, ahorca la libertad de expresión. Aunado a ello, ha demostrado ser ineficiente en cuanto a la administración y distribución de los insumos que tiene a su cargo”.

De igual forma, Roig aseguró que la Corporación Maneiro en la actualidad no posee papel, presuntamente, por inconvenientes con el pago de los proveedores.

En este sentido, lamentó que el crecimiento de los medios impresos se limite cada día más por la escasez de los insumos.
Con relación al caso puntual de EL IMPULSO, manifestó su pesar por el hecho de que un diario centenario, caracterizado por su equilibrio informativo, tenga que pasar por esta crisis.

No obstante, reiteró que está seguro de que estos “tiempos oscuros” pasarán pronto, en beneficio de los medios y de sus lectores.

Cifra dramática

Por otra parte, el presidente de Fedecámaras se refirió a las cifras publicadas por Conindustria, las cuales revelan que el país está trabajando con 50 por ciento de su capacidad instalada.

“Sin duda, ello se traduce en una disminución de puestos de trabajo. Hay muchas empresas que prácticamente están atravesando por un cierre técnico, no bajan sus santa marías pero tampoco producen lo suficiente como para llenar los anaqueles y eso es muy lamentable”.

Sostuvo que de nada sirve que una empresa mantenga a su gente, si sus productos no llegan a los anaqueles.