Linda Barras, la polémica novia de Joseph Blatter

linda-joseh-blatter--644x362

Organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero. La trama corrupa en la que particaparon dos vicepresidentes de Joseph Blatter, se ha convertido en un quebradero de cabeza para el presdiente de la FIFA, que se juega su reelección. Al menos, este hombre de 77 años no está solo. Son tiempos difíciles en el trabajo, pero seguro que las penas se le pasan pronto cuando llega a casa cada noche y se encuentra a su novia, Linda Barras, 28 años menor.

La empresaria de origen armenio terminó con los siete años de soltería de Blatter de un plumazo a principios de este año, confirmando su relación por la puerta grande. Linda fue el «+1» de la invitación de Blatter a la Gala del Balón de Oro 2014, que ganó Cristiano Ronaldo. Por cierto, el luso también aprovechó para hacer una declaración muda de su estado sentimental: por primera vez, acudió sin la modelo Irina Shayk, su hasta entonces pareja, disparando los rumores de ruptura.

La prensa suiza se hizo eco rápidamente del nuevo romance del jefe del fútbol mundial, sorprendiendo a todos aquellos que pensaban que a estas alturas de la vida, siendo ya abuelo, Blatter prefería disfrutar de la soltería que atarse de nuevo a una mujer. Pero el más sorprendiendo de todos fue Christian Barras. Un agente inmoviliario que había llevado a Linda Gabrielian al altar en 1998 y la había convertido en Linda Barras.

Sí, la nueva novia de Blatter estaba casada. Así lo confirmó el propio Christian a los medios de comunicación. «Seguimos casados. Que yo sepa, ella fue a la gala porque conoce a la sobrina de Sepp Blatter», declaró el paciente marido al periódico «Le Matin». «Seguimos siendo marido y mujer», zanjó.

Semanas después, Christian Barras concedía una entrevista al diario inglés «Daily Mail» en la que confirmaba que Blatter era un amigo de la familia desde hacía años y defendía a Linda como «una gran esposa y la perfecta madre para nuestras dos hijos». A día de hoy, la prensa helvética se muestra muy suspicaz con el silencio de Christian. Él no ha vuelto a hablar y parece claro que Linda no necesita a ninguna sobrina de Blatter para pasar tiempo con él.

Vía ABC de España.