Así es tu relación de pareja según la postura en la que duermen

dormir parejas

Cucharita

Esta es una postura para dormir tan romántica como extendida. Lo cierto es que no son pocas las parejas que duermen de esta manera con bastante frecuencia, y si te encuentras entre las que lo hacen, tenemos que darte una estupenda noticia. Que.es

Y es que, según los expertos, esta postura refleja la armonía perfecta entre los miembros de la pareja. Si tu pareja y tu duermen así, están hechos el uno para el otro, y tienen plena confianza. Por otro lado, la persona que suele abrazar es la que tiene más tendencia a proteger y guiar a la otra persona.

De espaldas

Si decimos que la cucharita refleja la perfecta sintonía entre los dos, dormir de dándonos la espalda viene a indicar todo lo contrario. Si cuando te metes en la cama cada uno tira para su lado y ni siquiera se miran, puede ser una señal de que algo va mal entre ustedes.

El problema no es tanto que estén de espaldas como que no haya ningún tipo de contacto físico entre ustedes. Eso puede significar que la relación los agobia, y que probablemente necesitan tener más espacio.

Evidentemente, con esto nos referimos a las parejas que duermen así habitualmente y no de manera puntual tras una discusión.

Con las espaldas pegadas

Aunque en esta posición también se encontan uno de espaldas al otro, no hay de qué preocuparse.

Acostarse de espaldas, y cada uno en su lado de la cama sin invadir el del otro, refleja que respetan mucho el espacio de la otra persona en la relación. Ambos están muy bien solos, y no son para nada dependientes o empalagosos. Pero ojo, eso no quiere decir que no se adoren. De hecho, por eso buscan un cierto contacto físico, por ejemplo rozando sus espaldas.

Abrazados

Un abrazo es una de las formas más bonitas de relejar el amor y el cariño que se siente hacia otra persona. Así que, si tu pareja y tu duermen abrazados, es síntoma de que lo de ustedes marcha sobre ruedas. Se quieren muchísimo y además no les cuesta en absoluto demostrarlo continuamente… Tanto que no son capaces de separarse un milímetro ni para dormir.

Según los expertos, esto es un síntoma evidente de que se encuentran en un buen momento de la relación, y también indica que su vida sexual es plenamente satisfactoria.
Por otro lado, la persona que suele abrazar suele sentir la necesidad de proteger y cuidar a su pareja.

Uno invadiendo el espacio del otro

A todo el mundo le ha pasado alguna vez eso de despertarse sobresaltado porque está tan al borde de la cama que parece que se va a ir de bruces contra el suelo, ¿verdad? Mientras que esta invasión del espacio en el colchón solo ocurra de vez en cuando no hay de qué preocuparse… Son cosas que pueden pasar.

Sin embargo, si esta forma de dormir ya es una costumbre en la pareja, es muy mala señal. Según indican los expertos, que una persona ocupe siempre el espacio de la otra, dejándola al borde del colchón significa que se preocupa poco por el bienestar de su pareja. Quien invade suele tender a dominar la relación, mientras que la otra persona puede tener problemas de autoestima.

Para ver más posturas: Que.es