El verdadero adversario por @JorgeBarrosod

JorgeBarrosoThumbnail-190x130“Divide y vencerás”. Una frase, una estrategia, un fin único: indisponernos los unos contra los otros y desviar el objetivo de la lucha. Una táctica que se le atribuye al exdictador romano, Julio César, y que más recientemente ha sido usada por los gobiernos totalitarios del mundo para intentar neutralizar a sus adversarios.

Una maniobra que conocemos muy de cerca los demócratas en Venezuela, y que con unidad y esperanza hemos logrado derrotar. Y es que pese a tener visiones distintas, el camino es común y siempre será el mismo: PROGRESO, PAZ y LIBERTAD. Y en esa ruta debemos mantenernos, pese al macabro juego de este Gobierno.

El poder es efímero, y en particular el de Nicolás Maduro está muy resquebrajado. Ellos lo saben y por eso buscan fragmentarnos como oposición. Lo que ignoran es que estamos más unidos que nunca en torno a un sueño de país, así que ¡no caigamos en peines!

Ellos juegan a dividir, juguemos nosotros a construir. A “resistir y avanzar”, como dice nuestro líder político, Henrique Capriles.

La realidad lo exige mi gente. Han sido 16 duros años para nuestra amada Venezuela. Década y media sufriendo las consecuencias de un desamor descarado; de humillaciones, detenciones arbitrarias, corrupción, y odio. ¿Cómo no unirnos en torno a un camino que nos guíe hacia el fin de tanta desventura?

Y eso les duele. Los asusta. Saben que estamos fusionados, que juntos somos indetenibles, y que tenemos la fuerza para rescatar a nuestra Patria de tanta desidia.

“Resistir y avanzar” señores para lograr la libertad de los presos políticos, para que cada vez sean menos las víctimas del hampa, para que nuestros hábitos alimenticios vuelvan a ser normales, para que los pacientes con cáncer u otra enfermedad de cuidado tengan garantías de vida y bienestar. Para tener un Gobierno que trabaje por y para el pueblo, y no solo para un grupito de enchufados.

¡Ellos son el único y verdadero adversario!

Que cualquier sentimiento de desesperanza se convierta en el motor de nuestra lucha.

Este es el momento de la UNIDAD.

¡Por Venezuela vale la pena seguir luchando!