Licores han aumentado más de 100% en lo que va de año

LICORERIA 2.jpg

Los carteles donde se anuncian los precios de los licores en los comercios han tenido que modificarse más de cuatro veces en lo que va de año. La variación del precio de las bebidas alcohólicas subió desde la entrada en vigencia del incremento al impuesto que se aplica a algunas bebidas, y los productos han aumentado más de 100%, así lo informó El Nacional

MARÍA FERNANDA SOJO
[email protected]

Encargados y propietarios de licorerías en el centro y este de Caracas indicaron que uno de los que más ha subido de precio es el whisky 12 años. En diciembre se vendía en 4.500 bolívares, ahora se comercializa en 9.500 bolívares promedio.

“Aquí todo ha aumentado. Lo único que no ha subido es el agua y eso porque está regulada. Sin embargo, por los problemas con los envases no nos han hecho muchos despachos”, dijo Ernesto Hernández, encargado de una licorería en Santa Mónica.

Ronald Blanco, que trabaja en una empresa proveedora de licores, recordó que el último aumento que hicieron fue el 13 de mayo, entonces subieron 35% a las bebidas importadas. “El aumento más alto fue en los whiskys, pero los rones también repuntaron”, añadió.

Los comerciantes afirmaron que las botellas de ron de 0,75 litros se venden entre 700 y 800 bolívares, y en diciembre las vendían en 400 bolívares máximo. “Ese es el monto de las más comerciales, pero una botella de ron premium llega hasta 40.000 bolívares”, afirmó Hernández.

Raúl Pérez, uno de los clientes que estaba ayer en una licorería en Chacaito, se quejó del alza de los precios y aseguró que incluso la cerveza, a la que no se le aumentó la alícuota, cuesta más: “Una lata salía en 30 bolívares máximo el año pasado, ahora llega a 50 y hasta 60 bolívares. La caja está en 700 y 800 bolívares”.

Karina de Melin, encargada del comercio, coincidió con Pérez. Aseveró que el incremento ha incidido negativamente en las ventas porque los clientes no pueden comprar como acostumbraban. “Yo tenía clientes que venían todas las semanas a llevarse una botella. Ya dejaron de hacerlo. Creo que no exagero si digo que mis ventas han caído hasta 70%”.

Se perdió en anís. Los comerciantes refirieron que han persistido las dificultades para surtir los negocios. Las fallas en el abastecimiento se presentan con las bebidas nacionales e importadas. Agregaron que hay muchas dudas sobre el marcaje de precios.

“Los proveedores están trabajando con cupos. Ya no se hace el pedido desde la licorería sino que la compañía que distribuye ya sabe las cajas que van para cada una. Es muy poco lo que se encuentra, hay marcas de whisky desaparecidas”, expresó Jaime Da Silva, encargado de un negocio en Bello Monte.

Lea la información completa en  El Nacional