Noche de lujuria y muerte en la suite 004

76204b

Semidesnudos encontraron los cuerpos. Tres yacían muertos sobre la alfombra y otro agonizaba en el baño. La Policía asegura que los huéspedes del motel del sector H5, en el municipio Cabimas, murieron por intoxicación. Esperan que el único sobreviviente se recupere y declare.

Carlos Julio Velásquez (23), Aleidy Andreína Fernández Rodríguez (18), Yisamar Maigeth Salazar Palmar (23) y su primo Armando José Saad Prieto (18) llegaron al lugar ayer, a las 2.00 de la madrugada. Se presume que bailaban cuando la inhalación de monóxido de carbono les hizo perder la consciencia en la suite 004.

Los empleados tocaron la puerta de la habitación a las 7.00 de la mañana. El volumen de la música no dejaba descansar al resto de los clientes. Como nadie salió levantaron la puerta del garaje y se encontraron con el carro encendido y los cadáveres.

Quisieron prestarle los primeros auxilios, pero las muchachas y Velásquez ya no respiraban. Al ingresar al baño se toparon con Armando, lo llevaron a la sede del Seguro Social y luego de allí lo remitieron al Hospital de Cabimas, donde se recupera.

De farra

Saad le pidió prestado el Toyota Corolla gris, placa XJF065, a un primo. Fue a buscar Aleidy, a quien conocía desde hacía días, y luego pasó por Yisamar, quien había acordado ir a bailar con Carlos Julio, este en un primer momento se resistió porque compartía con su familia. Tal fue la insistencia de Armando que aceptó.

Los jóvenes llegaron al motel tras compartir en un lugar nocturno. Al llegar al sitio Armando se identificó con su cédula de identidad e ingresaron como una pareja normal. Nadie se percató que en el cuarto había dos parejas. A las pocas horas los encontraron muertos.

Vía La Verdad.