Unete: No somos un trío diabólico y representamos a todos los trabajadores venezolanos

Foto Prensa
Foto Prensa

La Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) rechazó las declaraciones de Wills Rangel, presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (Cbst), quien calificó a Marcela Máspero, coordinadora nacional de Unete como parte de un “trío diabólico” por tener la misma agenda de Fedecamáras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV). NP

Julio Polanco, presidente de la Federación Unitaria del Sindicato Bolivariano del estado Carabobo y coordinador de UNETE, rechazó contundentemente esta arremetida contra Máspero y desmintió que agrupación gremial tenga alguna relación con los empresarios y la CTV.

“Ese señor (Wills Rangel) no tiene moral para descalificar a UNETE y sus declaraciones dan muestra del sectarismo que se impone desde la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores porque él solo asistirá a la 104 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en Ginebra, para denunciar lo que ocurre con Polar por tratarse de una empresa enemiga del gobierno, pero no defenderá, por ejemplo, a los trabajadores que son víctimas de instituciones públicas en donde se niega la discusión de contrato colectivo”.

Una postura muy diferente a la asumió UNETE, según Polanco, quien explica que además de denunciar lo que ocurre con Polar presentarán un informe en materia de libertad sindical, negociación colectiva y sobretodo “criminalización de la protesta en Venezuela”.

Polanco recordó que actualmente en Venezuela se niega el derecho a las organizaciones sindicales a constituirse porque el Consejo Nacional Electoral no les entrega las acreditaciones que los certifica como autoridades gremiales. Por lo que aseguró que “una de nuestras principales denuncias en la OIT será explicar cómo el gobierno de Nicolás Maduro ha profundizado las prácticas antisindicalistas en Venezuela”.

Todos estos hechos, agrega Polanco, hizo que por primera vez la OIT incluyera a Venezuela en la lista de 25 países que deben ser examinadas por las denuncias vinculadas a la violación de los derechos a los trabajadores.