BCV sigue actuando con misterio; suman seis meses sin publicar la inflación

Foto Archivo
Foto Archivo

En el Banco Central de Venezuela (BCV) se actúa con misterio. Parece que guardó en una caja fuerte a sus especialistas y ahora no saben cómo dejarlos salir para que informen cómo van los indicadores económicos. Ya el organismo alcanza el medio año sin ofrecer datos oficiales de indicadores como la inflación, como si ello lograra que el alza de los precios no se sintiera en los bolsillos, reseña La Verdad.

Al cierre de 2014, la inflación cerró en 68,5 por ciento. Diciembre, fue el último mes en el que se dio a conocer datos oficiales. Los economistas de firmas como Ecoanalítica y Econométrica, sin embargo, hacen sus propias cuentas y calculan que al cierre de 2015 este indicador podría ubicarse en 100 por ciento. Todo un récord para el país, aunque de los malos, pues Venezuela ocuparía -como hasta ahora- la escala con la inflación más alta del planeta.

Felipe Pérez Martí, exministro de Hugo Chávez, lanzó la semana pasada una frase lapidaria. “Los venezolanos prefieren el papel tualé que el papel moneda”. Lo dijo en un foro organizado en la Universidad Central de Venezuela (UCV), ahora desde la acera crítica al madurismo, aunque siga definiéndose como chavista. “El bolívar no tiene valor y los venezolanos lo saben y prefieren cambiarlo por dólares o por otros bienes. Nadie quiere bolívares”.

El economista Pérez Martí se adelantó a las proyecciones de Econométrica y Econanalítica. A su juicio, ya el país rompió la barrera de la inflación de los tres dígitos: “Hemos sobrepasado hace rato el borde de tres cifras de la hiperinflación clásica”. Esto, explicó, producto de la grave crisis económica, que se enmarca dentro de un déficit fiscal y pérdida del valor de la moneda. No tiene esperanzas en que el Ejecutivo reconduzca su política en esta área, pues ,destacó, desde el 19 de mayo se espera sin éxito el anuncio del nuevo plan económico que prometió el presidente Nicolás Maduro.

Indisciplinados

El economista Jesús Casique coincidió con las estimaciones de Pérez Martí. “Venezuela va a cerrar con la mayor inflación del mundo, producto de una serie de desequilibrios que se vienen generando de forma progresiva”.

A su juicio, la culpa de esta deformación tiene que ver con la poca disciplina fiscal del Banco Central de Venezuela, que termina financiando la actividad de PDVSA. Advirtió que la liquidez monetaria, mientras que se mantiene una inacción por parte del Gobierno.