Renunció el policía que agredió brutalmente a una adolescente en Texas

policia agresor

Eric Casebolt dimitió luego de que se conociera el video del excesivo uso de fuerza en la fiesta. El oficial que dio un paso al costado es el mismo que aparece en la filmación arrestando a Dajerria Becton, la adolescente negra. Casebolt la redujo, la tiró al piso, le puso las rodillas en la espalda y la esposó. Mientras, le gritaba violentamente. La menor, desesperada, lloraba de miedo.Reseñó Infobae

El fin de semana pasado, una típica “pool party” en McKinney, Texas, se volvió una pesadilla para sus participantes luego de que la policía local llegara al lugar para recobrar el orden luego de una denuncia telefónica. Los vecinos habían llamado a las autoridades después de que decenas de adolescentes asistieran a una de las residencias del vecindario para participar de una clásica “fiesta en la piscina”. Fue en ese momento cuando comenzó el descontrol.

Un video subido a Facebook ilustró lo que sucedió en el lugar, al mostrar la violenta reacción de uno de los policías que acudieron. Es que estuvieron a punto de disparar contra los adolescentes, en su mayoría afroamericanos.

El momento de mayor tensión y dramatismo se vivió cuando Casebolt redujo violentamente a una joven de color y la puso de boca en el suelo. El hombre luego se arrodilló sobre la espalda de la joven, inmovilizándola.

Los chicos asistían a una fiesta en la piscina pública de Craig Ranch, un barrio de mayoría blanca y acomodado de McKinney. El Departamento de Policía de McKinney explicó en un comunicado que el incidente ocurrió después de que los agentes, alertados por llamadas de los residentes, “se encontraran con una multitud de jóvenes que rechazaron cumplir sus órdenes”.

Las llamadas denunciaban que un grupo de chicos “ajenos al barrio” estaban provocando “incidentes”. Pese a esa justificación, la Policía de McKinney ha abierto una investigación.

Algunas versiones apuntan que la pelea empezó cuando una mujer les dijo a los jóvenes de forma despectiva que regresaran a la “Sección 8”, el barrio de mayoría afroamericana en el que residen.